dimecres, 25 de febrer de 2015

1º en la Compressport Trail des Fars 44km

Menorca siempre nos presenta lo mejor de si, tanto en invierno como en verano, y esta vez nos enseñó una cara más potente pero igual de bonita. La ilusión y ganas de volver a visitar la isla desbordaban por si solas, parecida sensación a la vivida en la prueba, donde el temporal devoró cada kilómetro y le impuso la épica necesaria para recordar el Trail des Fars durante tiempo. Lo bonito de Menorca, o mejor dicho, lo más bonito, es la diversidad que te puedes encontrar dependiendo la época del año en que la visites. En este caso, en pleno Febrero, la naturaleza está más viva que nunca, tan hermosa como siempre, pero destacando los campos verdes que rodean el Camí de Cavalls.

El mismo día de llegar no pude aguantar las ganas de pisar el Camí de Cavalls y salí a entrenar con David durante 1 hora para cargar el depósito de ilusión. Al día siguiente volví a repetir entreno, un poco más largo, con Nuria Picas y Jaume, entreno muy divertido y de desconexión. En los dos días acabé acumulando 26 km e ilusión. En el Briefing tuve la ocasión de poder hablar, junto a Nuria, sobre la evolución de los ultra trails y la preparación para afrontar este tipo de pruebas, una bonita experiencia y que sin duda recordaré siempre.
En Macarella
El día de la cursa no sería tan plácido como el año anterior, pues el viento se asomó con fuerza llegando a rachas de 80 km/h. Si correr por acantilados y piedras puntiagudas llega a ser complicado, si lo acompañas de viento que parece que te empuje constantemente, entonces se hace épico. La salida en Cavalleria era fría a las 8h de la mañana, pero entre los participantes no existían excusas para no empezar a correr.
Conversando con Dino, un buen amigo
Salida
Los primeros 4 km's eran muy rápidos, por asfalto, y era importante poder imponer un ritmo alto para separarse del grupo. Llegué a la playa de Binimela con 20 segundos de distancia a Pau Garriga, y sabiendo que los 15 km's que venían a partir de ese momento eran los más duros de la prueba, un sube-baja constante. En la playa de Binimela teníamos la primera sorpresa, la tramuntana soplaba de tal manera que el mar inundaba la playa, por lo que tocó mojarse en estos primeros kilómetros.
Bajada a playa Binimela
Playa Binimela
Cruce de la playa Binimela
Una vez seguido el camino, y hasta llegar a la playa de Algaiarens, teníamos 15 km's exigentes y donde había 3 tramos más duros donde emplearse a fondo podía suponer una ventaja importante para el transcurso de la carrera. La zona más bonita, sin duda, era desde Pregonda hasta pasar els Alocs, donde los acantilados y el camino rodeaba la costa menorquina. El viento dificultaba correr con facilidad ya que te empujaba hacia las piedras, te impedía ascender cuando soplaba de cara, te desequilibraba, en resumen, el esfuerzo y cansancio eran mucho mayor. Hasta el km 12 no tuve buenas sensaciones, y culpa en parte al no haber calentado previa salida, así que decidí tomarme un gel antes de lo previsto. Los kilómetros iban pasando y aún con la climatología en contra, el disfrute era máximo. Pequeños repechos para encadenar una bajada técnica, uno tras otro, la mente estaba entretenida en concentrarse para aguantar las rachas de viento y las piernas se divertían por los senderos. Poco a poco pude imponer el ritmo y la distancia con el segundo clasificado, llegando a Algaiarens con 6 minutos de ventaja aproximadamente. Igual que el año pasado, en este punto había los corredores de 21km esperando la salida, y entre la espera animaban a los corredores de la maratón que pasábamos por delante. 
Llegando a Algaiarens


Una vez se pasaba por la playa de Algaiarens venía la zona rápida de la prueba. El tramo de Cala Morell hasta Punta Nati era un camino rocoso y estrecho. Físicamente me encontraba mejor que al inicio, por lo que apreté para llegar a los últimos 7 km's, que eran de asfalto, con un margen que me permitiera correr a ritmo. De lejos se podía ver Punta Nati y poco a poco me acercaba para iniciar el tramo de asfalto. Recordaba el camino seco, en plena calor de verano, con poca agua y con asfixia; y ahora me encontraba en un panorama distinto: frío, viento y mar salpicando la cara. Solamente había una cosa que se parecía, seguía disfrutando de la isla.
Cala Morell
Con Marta compartiendo buenos momentos
Llegando a Punta Nati
Punta Nati
Los últimos 7 km's de asfalto eran muy rápidos, además de tener el viento a favor. La distancia con el segundo clasificado era de 9 minutos, por lo que no había riesgo de perder la victoria, solamente en el caso que hubiera una lesión. Fui descontando los kilómetros uno tras otro, contando los metros hasta la llegada a meta. Durante el camino cruzamos los campos de Ciutadella hasta encarar la recta que nos llevaba a meta. En mi mente recordaba el fuerte viento, pero ahora tenía la tranquilidad de tener que correr 1 km más para acabar, pero también pensaba en este nuevo 2015 y lo que queda por delante con la piel de gallina.

La llegada fue, una vez más, épica. De fondo escuchaba a mi amigo Dino, una gran persona, haciendo de las suyas con el micrófono en mano. Desde el primer día que lo escuché se me pusieron los pelos de punta, y la llegada utilizó un grito que lo caracteriza: RUIDOOO!

LLEGADA
Con Marta
Felicitando a Pau Garriga, segundo clasificado
Compartiendo sensaciones con Nuria

Finalmente pude terminar los 44 km's en 3:24h, un tiempo algo superior al del año pasado pero que con las condiciones climatológicas no esperaba hacer. Acabé cansado, con un buen apretón en las piernas y sobretodo, y lo más importante, contento y confiado para encarar la prueba de Transgrancanaria. Volver a Menorca fue lo mejor de todo el fin de semana, disfrutando en cada momento de los rincones que ofrece la isla. 

Clasificación General Top10
Podio Final
Terminamos la pretemporada con ganas y motivación para afrontar este año que será duro e intenso. Gracias a Laia Diez llego a la primera prueba (Advanced Transgrancanaria) con ganas de poder correr fuera de Catalunya y aprender de los mejores, siempre intentando dar lo máximo de mi.

Marta, comencem nova temporada, i gràcies a tu les coses segur que surten molt millor. A Menorca ja et sentia aprop en molts punts on et trobaves, sort tinc de poder-te veure en cada prova que faig, que per a mi suposa una força majúscula.

Agradecer a toda la organización de la Compressport Trail des Fars por el trato que recibí y las facilidades que me dieron. Aprovecho para agradecer a Compressport, Duldi y Ledind la confianza que tienen depositada en mi y que me animan para seguir adelante.

El miércoles nos vamos a Gran Canaria, hasta entonces...

*Seguim entrenant*

3 comentaris:

  1. Que grande eres Pau!!! Muchísimas felicidades!!!

    ResponElimina
  2. Enhorabuena Pau!! Sigue dándole duro! Un abrazo,
    Bruno

    ResponElimina
  3. Espectacular crack, moltes felicitats!! Ara a per la Ultra Mallorca una prova amb un recorregut preciós.

    @Xavi_morat

    ResponElimina