divendres, 3 de març de 2017

1º en TRANSGRANCANARIA 125KM - ULTRATRAIL WORLD TOUR

A veces la vida nos presenta situaciones únicas y hemos de apostar por ellas. En muchos casos el miedo a fallar es importante, puede llegar a predominar nuestros pensamientos, pero solo con un 1% de posibilidades es motivo suficiente para intentarlo...
La Transgrancanaria era mi primera carrera de esta temporada, así que tenía muchas ganas de empezar. Sin embargo las dudas reinaban en mi cabeza; había buenos corredores que ya venían "rodados" y yo aún no había competido en ultratrails, por lo que no sabía como reaccionaría mi cuerpo a la distancia. 
La semana previa a la carrera realicé salidas cortas de 1h para buscar buenas sensaciones y todo estaba en su sitio. Día que pasaba, día que tenía más ganas y nervios. Algunos nervios se quedaron a un lado en la presentación de algunos de los atletas de la Transgrancanaria.
Todo se arregló cuando llegó Marta y parte de mi família (cuñados), ya que me concentré al 100% y revisamos la estrategia de carrera para tenerlo todo bien organizado.
La salida a las 23pm desde Agaete es muy bonita y a la vez intensa. El espacio es reducido, por lo que todos los corredores estamos en pocos metros y la tensión se palpa en el ambiente. A mi lado están Laia Diez y Jordi Gamito, me siento muy arropado y con confianza, y detrás de la valla que divide la salida de los corredores y el público está mi equipo. Una mirada con ellos basta para estar listo para empezar, así que doi mis 10 saltos de rigor y empezaremos!!
Las emociones están a flor de piel y cuando suena la cuenta atrás siento que los nervios se van. Solo pienso en empezar y dar lo máximo para acabar satisfecho de esta nueva aventura. Sé que cuando haga el primer paso ya estaré tranquilo y la noche será la protagonista. Así que empieza el 10, 9, 8,... 2, 1, salidaaaaa!!

Empiezo en el grupo de delante pero bien rápido cambiará todo. Didrik Hermansen impuso un cambio de ritmo a los 500m de la salida y detrás suyo se fue Jordi Gamito. Miré alrededor y los demás corredores no parecían animarse a esa "disputa", pero viendo a Jordi decidí acompañarlo. Dejamos el pueblo de Agaete para empezar el tramo de trail dirección Tamadaba, los primeros 10km en subida, y será en ese inicio de montaña donde empezó la "fiesta". Didrik pone el freno y nos deja a Jordi y a mi delante, y al km2 miro a Jordi y le digo gritando: VAMOOOOOS!! Realmente no sé que me entró en el cuerpo, igual fue la adrenalina del momento, pero iba muy animado. Mis piernas estaban muy frescas, las tenía al 100%, y tuve buenas vibraciones como para empezar fuerte, así que apreté hacia arriba quedándome solo en el km2... aún quedaban 123km! Normalmente los inicios de carrera se hacen pausadamente, la musculta está fría y necesita calentar. Sin embargo, esta vez, mis piernas estaban libres, sin presión, sentía que podía exprimirlas sin miedo a cargarlas..

No miraba atrás, sabía que no andarían muy lejos, pero conforme iba avanzando iba perdiendo la luz trasera que me acompañaba de lejos. Me quedé en solitario y empecé a pensar si eso era realmente positivo. Estamos en el km6 de carrera y llevo unos 400m de ventaja, en subida, al grupo de detrás (Didrik, Jordi, Diego Pazos, Andy Simmons, Antoine Guillon, Zlabvis, T.Olson, Gerard Morales,...) y mi cabeza empieza a pensar: 
"igual te has lanzado demasiado", 
"¿no crees que es mejor ir acompañado?" 
"aún te vas a perder!", 
"piensa que esto es muy largo", 
"estás chalao"...
Sigo subiendo fuerte, no quiero perder el ritmo y la ventaja que llevo. Con el ritmo de los bastones en la subida me voy exigiendo, y con la música que resuena en los auriculares todo es más fácil. Suena ritmo animado, estoy disfrutando mucho, que esto no pare!! Y llega el momento y se para... todo se detiene..

"¿Por qué se ha parado la música, ya se me ha estropeado el ipod?", pienso. De repente escucho de fondo una voz y paro atención:

"Pau, venga tu puedes, sabes que estamos en Barcelona siguiéndote. La próxima búscala cerca de casa que así te vengo a ver, pero que sepas que me mantienes en vivo cabrón. No te pares, solo tu sabes lo que cuesta llegar aquí. Vamos encara cada subida como si fuera la última!! Forçaaaa!", me dice mi mejor amigo con una grabación de voz. Me quedo helado, me emociono, por poco me detengo para parar atención. Mientras sonaba su grabación me había recorrido por el cuerpo una extraña sensación, una presión interna que me daba fuerzas y a la vez me emocionaba. Que detalle de Marta!! Alucino y sigo subiendo volviendo a sentir la música programada. Con mi cara de sorpresa aún subo más rápido, no hay excusas para no hacerlo. Es entonces, después de 10 minutos del anterior mensaje, que escucho esto:

"Hola Pau, sóc en Francesc (mi hermano). Desde la distància no saps com t'estimem i t'animem. Els teus nebots i jo emputxem amb tu, no et rendeixis mai. A cada pedra que et trobis supérala sense por perquè t'ajudarem. Fot-li molt de gas (y se escuchan los niños gritas por detrás). Va va va va!!"

Esto ya se ha ido de las manos, pienso. Ahora ya me espero de todo, este ipod que llevo vale oro y es la clave de esta carrera. Estoy a punto de llegar a Tamadaba y mi excitación es máxima, dudo que los que vengan por detrás estén igual de motivados y excitados como yo. La subida se me ha hecho corta con estos mensajes, estos 1400+ los he pasado muy rápido, bajando el tiempo estimado, así que voy bien y fresco, a seguir! Con la ayuda de los bastones todo es más sencillo, en las subidas les doi un gran uso y me sacan presión de las piernas, mientras que en llano o bajada los recojo y la molestias es mínima. 
Paso el primer avituallamiento llenando un poco de agua, voy calculado y no necesito más. Antes de la carrera hemos hecho un buen planning de nutrición con Anna Grífols y llevamos el producto necesario para llegar bien a cada punto.

Hasta Tirma (km15 aprox.), segundo avituallamiento, el terreno es muy rápido, con una bajada técnica y un llano/subida corto. En esta bajada me acelero, es mi punto fuerte, pero en una curva voy para abajo.. qué resbalón! La caída no ha sido nada; recupero los bastones, miro que todo esté bien y sigo bajando. Se me pasa volando y en sin pensar en más ya he pasado Tirma. Parece que 2 corredores se han juntado por detrás, no sé quiénes son pero van juntos. Les llevo unos minutos, no muchos, así que si me duermo en la subida hasta Artenara (km33) seguro que me atrapan. 
Esta subida me la conozco mucho, es larga y engaña. Cuando parece que ya has terminado, sigue subiendo, por lo que creo que es momento "burro" = cabeza al suelo y para arriba sin pensar. Durante esta subida suena otro mensaje, son mis padres!! Paro atención, y sí, lo reconozco, me emocioné. Aún con el frío que hacía allí arriba, se me caen dos lágrimas. Pienso: "Va Pau, concentrat!". No voy a describir el mensaje, dejarme guardármelo para mí, pero os podéis imaginar qué tipo de mensaje pueden enviarte tus padres cuando estás lejos de casa, haciendo aquello que te gusta y luchando por un sueño...
Miro el reloj, llevo 3:35h y ya llegando a Artenara. La verdad que voy 10 minutos por debajo el tiempo esperado pero me siento cómodo. No veo luces detrás mío, así que entiendo que voy con un buen colchón de tiempo de seguridad. En Artenara me espera mi asistencia, Marta y família, y hacemos un avituallamiento rápido. Poco más de 40 segundos para cambiar bebida, comer, llenar comida y salir pitando a Fontanales. Hasta aquí hemos acumulado buena parte del desnivel, igual un 40%, así que de momento se ha hecho buena faena. Ahora me vienen 10km hasta Fontanales que conozco bien poco, los hice el año pasado pero no los recuerdo bien. Mientras avanzo me pierdo un par de veces de camino, algo corto, pero a la tercera vez me voy carretera abajo hasta un pueblo perdido, si no recuerdo mal llamado Las Peñas. Llego, y sigo sin ver cintas, no puede ser posible. He bajado carretera abajo pensando que ese era el camino; no veía cintas pero como era carretera tampoco las esperaba. Decido salir del pueblo por el mismo camino que había hecho, y calculo que serán 1,5km en subida. Después de 5 minutos a tope carretera arriba encuentro una cinta que me marca un trail, es por allí!! He perdido unos 10 minutos, en estos momentos estoy entre cabreado y decepcionado. El miedo me entra al cuerpo pensando que me han pasado, pero intento calmarme, no veo luces. En una de las curvas giro la cabeza y veo 4 frontales a 200 metros, mierda! No quiero que nadie me alcance, así que acelero el ritmo tanto como puedo, sin tampoco desgastarme en el intento. Llego a Fontanales cabreado y Marta me calma. Aún queda mucho, estamos en el km42 de carrera, esto es el inicio. Salgo rápido, lleno de bebida para poder llegar a Teror directamente, y cuando estoy saliendo veo que llegan 2 corredores al avituallamiento, están bastante cerca. Hago mis cálculos y puede que les saque un par de minutos, pero no más. 
Toca correr hasta Teror, y el terreno lo permite. Pongo la directa, pero Zlabvis (corredor lituano) parece que aún la ha puesto más que yo. Me alcanza y empezamos una lucha de tú a tú. Veo que es muy rápido, con buena planta (me saca una cabeza) y se ve fresco. Pasamos Valleseco y nos vamos dirección Teror donde llegamos juntos. Este punto es clave para el porvenir de la carrera. En el siguiente enlace se puede ver el avituallamiento en directo:
Zlabvis salió primero, mientras yo terminaba de coger todo aquello que necesitaba. La subida era clave y me planteaba un tramo exigente hasta Cruz de Tejeda donde tenía que exprimir un poco las piernas. Sin más espera salgo y al cabo de 1km alcanzo a Zlabvis. Parece cansado, le cuesta llevar un ritmo cómodo en subida. Me ayudo de los bastones para llevar un ritmo constante y aprovecho para dejar atrás al corredor lituano. El año pasado en este punto me llevé un buen "pajarón", este año no pasará, espero. Voy comiendo mi arroz y patata canaria, y me siento fuerte. Con la mirada al horizonte focalizo los esfuerzos en llegar a esa luz lejana que parece ser el punto de control. Después de 1h subiendo llego allí, y poniendo la vista atrás no veo luces que me persigan, parece que he abierto hueco. Me detengo para rellenar un poco bidones, no enteros, y salgo de allí pensando en Tejeda. Este tramo que vendrá ahora me gusta, en bajada y rápida. Creo que es clave para ganar ventaja, así que me lanzo...

Llegando a Tejeda parece que el día está a punto de empezar, quedarán unos 10 minutos aún, así que sigo con el frontal. Analizamos con Marta y el equipo en qué punto estamos, lo que queda y lo que hemos hecho. Palabras clave que me sirven de referencia y que con ellas me dirigo a Garañón. Mi cabeza está fuerte, eso es lo más importante, llegados al km 75 de carrera. Mi cabeza piensa: "última subida fuerte hasta Garañón, km 82, y después a correr". Sin embargo, ahora me vendrá el peor tramo, una zona de carretera en subida, bastante fea y con poco interés. Esto también me sirve de motivación ya que cuando termine este tramo ya podré encarar la subida bonita al Garanón, que me gusta mucho. Por el camino me sigo encontrando algunos voluntarios que nos animan y eso siempre da mucha energía!

Voy 1º, quién me lo iba a decir a inicios de carrera, pero hoy me siento muy bien. Hasta el momento todo ha salido a la perfección, excepto la pérdida, y vamos rebajando el tiempo estimado de paso. No podemos fallar, no quiero fallar. Combino el andar con el correr mientras me acerco al Roque Nublo, espectaculares vistas las que tenemos en este punto. Al llegar un gran número de personas esperan el momento preciso para hacer la mejor foto, y no es de extrañar ya que es posible sacar fotos espectaculares:
En el Roque Nublo tengo mi segunda pérdida importante de tiempo ya que no hay nadie al final, donde supuéstamente me tienen que marcar el control de paso. Al no ver a nadie sigo más lejos, pensando que puede ser que este año se haya colocado al mismo Roque Nublo, pero sigo sin ver a nadie. Después de dudar vuelvo hacia atrás, y me lo encuentro abajo. He perdido otros 2 minutos en este tramo... pues tocará recuperarlos.
Me he encontrado con periodistas y al mismo tiempo amigos, más fuerza aún para intentar dar el 100%. Hasta Garañón hay solo 4km, así que ya casi casi estoy a punto de conseguir el segundo objetivo: superar el 85% de desnivel positivo de la carrera. Al llegar a Garañón Marta hace un avituallamiento perfecto, rapidísmo, y en 2 minutos ya estoy bajando dirección Tunte. Lo llevo todo encima: sales, geles, plátano y bebida; y además he podido comer el membrillo, chocolate y algo de frutos secos. Realizamos el control de material rápido, todo salió perfecto!! Antes de bajar a Tunte, pero, queda subir al Pico de las Nieves, un buen apretón para las piernas ya que se acumula desnivel en pocos metros. Sin más desciendo a Tunte, bajada muy larga y rápido, con algunas piedras y terreno duro, pero se me pasa rápido. 
En Tunte intento hacer poca cosa, algo de agua y dirección a Ayagaures. La subida que ahora vendrá es corta pero se debe hacer corriendo/andando, se hará dura. Llegando arriba del todo echo la vista atrás y veo a Zlabvis que empieza a subir, tampoco está tan lejos, pienso. Calculo que le sacaré unos 8 minutos. Esto me hace apretar en la bajada a Ayagaures, y esto sí que es peligrosa. Hay muchas piedras y bastantes giros, por lo que los tobillos pueden darse algún viaje. Estoy corriendo con presión, cosa que no me gusta, pero no tengo opciones si es que quiero ganar la carrera. Llegando a Ayagaures mentalmente estoy tocado; tengo miedo de perder tiempo y no me veo confiado. Aún así, Marta y asistencia me animan, y como Marta me conoce mejor que nadie me dice: "Pau, tu quieres perder la oportunidad de ganar la Transgrancanaria? Si es así, cálmate, pero sé que ganarla es un sueño, ve a por él!!". Ahora mismo se me ponen los pelos de punta... y así es como me sentí en ese momento. Con el calor que empezaba a reinar en el valle los últimos 15km se harían duros, pero los iba a hacer lo más rápido posible.
Este final fue correr, correr y correr... no hubo otra opción. Mi mente estaba puesta en meta y cada paso me acercaba a ella, no pensé en nada más. Se hizo muy duro por los problemas que me entraron en la pierna derecha, supongo que por la carga acumulada, pero aquí heché mano de bastones aún siendo en llano. 
"Ya te queda poco", me decían los corredores que corrían la carrera corta. Aún así, para mí quedaba un mundo ya que una rotura o algún problema grave supondría perdre la 1a posició. Pero llegando a Maspalomas me dan referencia del 2º, está lejos... Es entonces cuando lo veo posible, me lo empiezo a creer. Quedan 3km para llegar y ya no se me escapará la Transgrancanaria.
Como esperaba esta llegada!!! Emoción, sentimientos, esfuerzo,.. todo ello lo vivo en pocos segundos. Recuerdo muy bien cuando empezó todo esto, hace 3 años, y más aún recuerdo las personas que han estado a mi lado. Escucho la megafonía que grita mi nombre como ganador, y eso me emociona aún más. Tengo ganas de agarrar la cinta de meta, de gritar y de abrazar a Marta; pero antes comparto todo esto con la gente que allí espera impaciente para recibir a sus familiares...
Los resultados no vienen solos, y detrás de cada resultado (sea cuál sea) hay un esfuerzo immenso detrás. En este caso, y siendo mi primera ultratrail del año, realizamos una pretemporada y puesta a punto excelente. De la mano de Laia Diez las cosas han salido muy bien y parece que este año se empieza como se acabó el año pasado, así que super contento y con ganas de más! He incorporado un fichaje, el de Anna Grifols (nutricionista), y ha sido un gran acierto ya que no faltó de nada y me encontré al 100% de fuerzas en todo momento. Qué importante es llevar una buena nutrición! Moltes gràcies a les dues!

También, como muchos ya sabéis, la estrategia y planificación de carrera son claves. Aquí está Marta, ya nombrada en diversas ocasiones, que siempre lo lleva todo calculado y me permite ganar mucho tiempo en cada avituallamiento. Además, siendo mi pareja, me da un enorme soporte moral y anímico, y eso hace que no me sienta solo corriendo. Con su hermana y cuñado hicieron el mejor equipo posible, necesario para intentar estar arriba!! Moltes gràcies pel vostre suport, sou els millors!! :)

Y ya que estamos, iniciamos temporada con The North Face, mi nuevo patrocinador para este 2017 y próximos años. Un salto cualitativo y una gran ayuda la que me presta la marca, cosa que me motiva y me hace luchar cada día para devolverle, si cabe, su confianza. El primer objetivo cumplido, vamos a por más!

Transgrancanaria, gracias y más gracias. Gente de la isla, gracias una vez más! Me hacéis sentir como en casa, arropado en todo momento, y no sabéis qué importante es esto cuando uno corre en un lugar que no es el habitual. Sin duda alguna, gente especial! Nos volveremos a ver seguro.

Vamos a por más, a por la siguiente, paso a paso y con los pies en el suelo, que esto acaba de empezar. A recuperar bien y a por la MIUT!!

*Seguim entrenant*

diumenge, 25 de desembre de 2016

FINAL DE TEMPORADA - RESUMEN DE CARRERAS

Llegamos a finales de año, y después de la TDS no pude publicar las diferentes pruebas que realicé. Así que allá vamos...

MITJA DEL PAPIOL

El 16 de octubre participé cerca de casa para preparar el Mundial de Trail Running de Portugal, dos semanas más tarde. Un total de 26km con 1400+ eran más que suficiente para encontrar buenas sensaciones y apretar un poco para disfrutar en una distancia más corta. Esta carrera no la había corrido (con dorsal) nunca, por lo que llegaba con ganas. En la salida había buenos corredores, así que sería una jornada completa.
La carrera fue muy rápida, con un ritmo poco común en mis entrenamientos, por lo que me tuve que exprimir. Decidí levantar el pie del acelerador al ver que las piernas me daban algún aviso cerca el km6, así que como quedaban aún 20km tenía tiempo para buscar las buenas sensaciones, mi prioridad para ese día. Poco a poco me fui sintiendo mejor y recuperé la 6a posición hasta llegar a ponerme en 2ª plaza cuando quedaban 3km. 
Con la última bajada, y con las piernas calientes, pude ganar esta carrera a la que le tenía ganas y un cariño especial gracias a su organización.


MUNDIAL TRAIL RUNNING SELECCIÓN ESPAÑOLA

Esta fue, junto a las carreras del UWT, una de las citas señaladas del año. Correr con los mejores corredores del mundo, de lo mejor de cada país, es para mí un hecho inimaginable en mis inicios, por lo que no dudé un segundo en poder asistir al Mundial. Me lo comunicaron cuando terminé la TDS, y si ya estaba contento por ganar esa carrera, aún lo estaba más por poder participar en mi primer Mundial.
La carrera de 86km y 5000+ no se amoldaba al 100% a mis "cualidades", prefiriendo pruebas un poco más largas, aún así no faltaban las ganas y motivación del evento. Junto a Luis Alberto, Tòfol, Yeray y Pablo pudimos preparar días antes esta carrera, y aproveché para conocerlos un poco más. Paralelamente a la carrera, vivimos unos días divertidos y un ambiente muy sano. 
La Trail Peneda Gêres (así es como se llamaba) fue una carrera nada sencilla. Un inicio de carrera rápido y donde intenté tirar delante, pero igual que me había pasado dos semanas antes decidí aflojar el ritmo y descolgarme del grupo. Desde el km5 la lucha era personal y en solitario, teniendo el grupo de cabeza a escasos metros pero sin entrar en disputas internas. Preferí marcar mi ritmo, y una vez me empezara sentir mejor, apretar para intentar llegar lo más adelante posible. Esto no sucedió hasta el km33, en el primer avituallamiento con asistencia, cuando pude salir de ese punto con sensaciones renovadas y ganas de empezar a correr de verdad. Aún así, era un poco tarde ya que "solo" quedaban 55km, y recuperar el tiempo perdido contra los mejores corredores del mundo es muy difícil. Empecé a remontar de las 26ª posición que me encontraba hasta la 15ª posición, momento donde llegué al km55 (segundo avituallamiento con asistencia). Llegaba con subidón, muy buenas sensaciones y ritmo. 
Después del avituallamiento, y por culpa de un hecho desagradable, mi mente estuvo fuera de carrera durante 10km y me hizo perder la pista de Tòfol que se encontraba a escasos metros.
Llegué a los últimos km muy cansado, con problemas físicos por el esfuerzo realizado durante 50km, por lo que no podía seguir apretando como quería. Posiblemente durante la carrera no me alimenté como debía, ya que iba más preocupado en marcar un ritmo alto y recuperar posiciones. Finalmente una 11ª posición y consiguiendo el 3r mejor puesto de la selección, junto al tiempo de Luis Alberto (Campeón Mundial) y la 8º de Tòfol, ganamos la plata mundial como selección, siendo Francia la vencedora con una actuación impecable de sus corredores.
Deportivamente hablando, una experiencia bonita y una oportunidad el hecho de poder correr con los mejores corredores del mundo.


CURSA DE LA RATAFIA

Con la temporada finalizada, y las piernas bien cansadas, me animé a correr otra de las carreras que tenía en la lista de pendientes. La Cursa de la Ratafia es una carrera que se concentra en un fin de semana de fiesta para el pueblo de Santa Coloma de Farners, en la fiesta de la Ratafia (bebida típica de la tierra). 
La carrera de 27km y 1300+ era más dura de lo esperado. con subidas cortas pero exigentes, y junto a un buen puñado de corredores de primer nivel en carreras "cortas" el ritmo marcado era alto. Como que la temporada estaba más que finalizada, y apenas hacía 2 semanas del Mundial, no podía correr más rápido y maltratar las piernas como debía hacerlo. Es por ese motivo que disfruté del recorrido, con sus vistas y su gente. 
Para finalizar este fin de semana, una buena comida gastronómica en el restaurante Agora del mismo pueblo, esa era la excusa para correr esos km :)

BURRIAC XTREM

Tener amigos, mejor dicho, tener a uno de tus mejores amigos que se llame Jordi Gamito es muy peligroso. Dos días antes de esta carrera Jordi me llamó y me dijo: "Oye que haces este fin de semana? A qué no te atreves a venir a...".. Sin que acabara la frase ya estaba pensando en ir a correr la carrera con él. Antes de empezar nos decíamos: "Hoy no apretamos eeh, vamos de tranquis"... Y sin ir más lejos, hicimos una buena apretada. Un total de 25km y 1200+ permitieron correr durante un buen rato con Jordi. Empezó la carrera al km7 cuando apretamos los dientes y se acabo el buen rolllo jeje, ahora tocaba rock&roll. 
Una carrera bonita de correr pero muy rápida, hasta llegar a Argentona con una buena rustida.

MARATHON FALCOTRAIL

Esta sí que ha sido la última carrera del año! El maratón de Cehegín concluyó con un año plagado de carreras, pero mereció la pena ir hasta Murcia para poder disfrutar de esta carrera tan bien organizada y con una pasión por el trail running 100%. Allí corrieron grandes atletas, entre ellos Luis Alberto y dos estranjeros, campeones en distancia maratón de sus países (10º Zegama y 8ª).

Los 45km los completaron unas bonitas lluvias, entre torrenciales y suaves. Junto a un terreno técnico en algunos tramos se le unió el agua de la lluvia e hizo que el terreno fuera resbaladizo. En carrera un grupo de 4 corredores formamos la cabeza de cursa, hasta que en el km15 Luis Alberto apretó. Junto a los dos corredores estranjeros formé un grupo perseguidor, pero cerca al km20 decidí separarme de ellos situándome a 6 minutos de Luis. El recorrido era rápido aún teniendo 3000+, pero las bajadas eran largas y se podía correr bien, disfrutándolas.
En mitad de carrera me sentí bien y sabiendo que era la última carrera del año quise dar todo lo que tenía. Estaba disfrutando como nunca, bajo la lluvia y corriendo a gusto. Cuando quedaban 9km tenía a Luis a 5 minutos, y cuando quedaban 4km le había recortado 2 minutos, así que puse todo lo que tenía "encima la mesa". Cuando llegué a meta pensaba que había terminado 2º detrás de Luis Alberto, pero allí me comunicó el mismo Luis que se había equivocado de camino y que había recortado hasta meta. Finalmente, después de aplicar reglamento, Luis Alberto terminó en 2º lugar y pude ganar la última carrera del año.

------------------

Este año ha sido muy intenso y satisfactorio. Con la ayuda de mi entrenadora, Laia Diez, hemos conseguido cumplir con los objetivos marcados y "superarlos", ya que a inicios de temporada no nos pensábamos que pudiera afrontar una temporada como esta. Sinceramente estoy muy contento por los resultados, pero estaría igual de satisfecho aún no habiendo conseguido estos resultados por la forma como hemos encarado cada día y como nos hemos divertido. 

Como bien sabéis, soy una persona muy cercana a mi família y pareja, ellos son la base de toda la fuerza para afrontar cada carrera. Marta, mi pareja, me ha acompañado en cada carrera donde he participado; cruzando el mundo de punta a punta para ayudarme y volvernos a casa; sin palabras. La vida nos enseña a valorar las pequeñas cosas, pero ellos son lo más grande que tengo. Us estimo molt i sou la base per a seguir somiant!!

Los sponsors/colaboradores de este año, a los que les tengo que estar muy agradecido por su ayuda, han sido:
Compressport / The North Face / Empower by Privylife / 32Gi / Nathan / Duldi / Rudy Project / Accura Gavà Mar

El año que viene volveré, más fuerte e ilusionado, con ganas de dar mi 200%. Próximamente, en redes sociales, publicaré mi calendario 2017!!

Hasta entonces...

*Seguim entrenant*

dimarts, 30 d’agost de 2016

1º en la TDS del ULTRA TRAIL DU MONTBLANC - UTMB



“He d’arribar, he d’arribar, he d’arribar, he d’arribar”... “tengo que llegar, tengo que llegar, tengo que llegar, tengo que llegar,..” Tienes a Depa dedicándote unas palabras en la meta, lo tienes a 7km", escuché desde mi izquierda. Marta volvía a estar en el último avituallamiento y yo con los ojos mirando fijamente a los bidones mientras los llenaba de agua lo más rápido posible. No paro de repetir lo mismo: “tengo que llegar”. Llevo más de 112km y los últimos 70km apretando un poco más de la cuenta. Las piernas las tengo muy tensas, llegan a fallarme por momentos pero desde hace rato la mente ha ganado la batalla a este problema físico. En Les Houches he recibido el ánimo de mucha gente, muchas caras conocidas que me han dado el último aliento para llegar hasta la meta a escasos 7km, vamos allá...!

La TDS (Sur les Traces des Ducs de Savoie) del Ultra Trail du Montblanc es la prueba más alpina de las que se disputa en Chamonix. Un total de 120km y 7250+, con salida desde Courmayeur y llegada a Chamonix. El Montblanc de fondo, un día radiante y mucho calor, este es el entorno que nos encontraremos el día de la prueba, pero hasta el momento tocará disfrutar. Llego a Chamonix en solitario 8 días antes de la carrera, merecidas vacaciones. Aprovecho para entrenar algunos tramos de la prueba y también para coincidir con buenos amigos, como Gediminas Grinius con el que comparto mi primera salida por montaña.
Relajadamente entreno por los maravillosos senderos e inumerables rutas que nos ceden los Alpes, como se nota que aún no ha llegado el día de la carrera. Entre tanto llega Marta para acompañarme en estas vacaciones y compartir más salidas y entrenamientos. El hecho de correr la TDS, que empieza un miércoles, permite correr la prueba y después tener 4 días de disfrute (sin presión) del ambiente de la UTMB. Se acerca el día y nos trasladamos a Courmayeur, pueblo desde donde se dará el pistoletazo de salida a las 6am del 24 de Agosto. Ya empiezo a estar nervioso a menos de 20h para la salida, así que vamos a recoger el dorsal, a pasar el control antidoping y a descansar, que bien temprano estaremos en pie.
Son las 4:15am y el despertador hace su función, ya estoy en pie! Nos cambiamos, preparamos todo y después de desayunar ya estamos en la línia de salida. Qué ganas de empezar!! La verdad que le tengo muchas ganas a la carrera ya que he podido ver algunos tramos y es realmente bonito, quiero llegar a Chamonix habiendo disfrutado mucho.
Elijo correr con bastones ya que me ayudarán en las largas subidas que nos vamos a encontrar, aunque los tenga que llevar hasta la meta (reglamento). También estreno la equipación que Compressport ha hecho para nuestro equipo, Empower by Privylife, y esto seguro que me da suerte. 
10, 9, 8... GO!! Empezó la TDS pero parece que la carrera es de 10km, empezamos bastante rápidos. Formamos un grupo en cabeza de 12 corredores potentes, cada uno buscando su ritmo y así nos vamos intercambiando posiciones en la primera subida larga hasta Lac Combal. Me siento cómodo subiendo, con fuerza, así que me apresuro en el avituallamiento para salir con un grupo de 3 corredores en cabeza. La subida posterior, la de Col Chavannes, nos lleva a 2590 metros de altitud, para después descender durante una prolongada bajada hasta Alpetta. Jessed Hernández se escapó en el ascenso y calculo que nos lleva 4 minutos, así que tal cual llegamos a Col Chavannes aprieto bajada abajo dejando atrás el grupo de perseguidores. Siento unos pasos detrás y es Yeray Durán, vamos a hacer pareja de ruta!
Con Yeray hay una bonita amistad, además de haber compartido un buen entrenamiento (Cavalls del Vent) previa TDS. Seguimos un buen ritmo de bajada y a lo lejos vemos a Jessed, va muy rápido. Pasamos por Alpetta, final de la bajada, al tiempo que tenía previsto, de momento vamos “On Time”. Llevamos 32km y el sendero hasta Col du Petit Saint-Bernard es complicado de correr. El sendero es estrecho y en subida, entre hierbas y bordeando un lago, pero llegamos al avituallamiento del km36 juntos y con el grupo de perseguidores algo descolgados (a 4 minutos). Me detengo para llenar los bidones ya que ahora viene la bajada más larga de toda la prueba, un total de 15km. Empezamos a descender y vemos otra vez a Jessed, hasta que le damos a la caza. Ahora, los 3 juntos y llegando a Bourg Saint Maurice, donde está el avituallamiento del km51, las cosas se han puesto más divertidas. Nos hemos alejado un poco más del grupo de atrás, pero aún queda mucha carrera y puede pasar de todo. En el avituallamiento de Bourg Saint Maurice como bien para coger energías: arroz, jamón, sandía, chocolate,.. los 2000+ que vienen ahora bien merecen coger fuerzas!
La subida hasta Passeur Pralognan será larga y nos llevará tiempo. “ Iré xino xano”, le digo a Marta antes de lanzarnos para arriba. Y así es; voy subiendo a ritmo pero sin vaciarme ya que sino no llegaré con fuerza arriba, pero cuando me doy cuenta he dejado atrás a Yeray y Jessed. Con la ayuda de los bastones sigo con el ritmo y cada vez me distancio más de ellos, hasta el punto de perderlos entre el zigzag que seguimos dentro el bosque. Me encuentro en el km54 aprox., queda más de la mitad de la prueba y voy en solitario. Me arriesgo?? 
Como que no tengo nada que perder me pongo el “mono” de trabajo y me lanzo a por la carrera. Paso por el avituallamiento de Fort de la Platte, km 56, y me remojo entero ya que voy seco; el calor empieza a hacer presencia. Entrando en alta montaña disfruto mucho más de cada sendero, de cada piedra y también de las vistas del Montblanc. Hasta Cormet de Roselend me lo conocía todo ya que lo había entrenado días previos; venía una subida constante hasta Passeur Pralognan y luego descendíamos por un tramo muy técnico, con cuerdas de seguridad hasta el avituallamiento. Entré al avituallamiento animado y hambriento, así que aprovecho para comer un poco.
Empiezo a subir Col de la Sauce a trote por una pista ancha hasta enlazar con un pequeño sendero tapado por hierbas, mientras me voy girando para poder ver al 2º clasificado, pero de momento no veo nada. Aún me siento bien físicamente y con un entorno espectacular empiezo a descender hasta La Gitte, km 74. En este descenso se atraviesan algunos ríos y se rodea una montaña de auténtica piedra, belleza en estado puro. Llego bien a La Gitte, con ritmo y animado, pero no me esperaba lo que venía después... qué subida interminable!! Mi mente empezó a hundirse poco a poco y las ganas de correr desaparecieron por momentos, así que decidí andar durante un rato. No veía nadie a lo lejos, por lo que me senté en una piedra durante 40 segundos cronometrados, y disfruté del momento...
Llegando a Col du Joly todo parece más cerca; estoy a unas 4h de meta y esto me da fuerza! En el avituallamiento cargo la despensa de comida y también los bidones para poder bajar hasta Les Contamines con garantías. Ya llevo 86km y comer bien me ayudará a llegar al final con más garantías. La bajada me sorprende porque da más vuelta de la cuenta y se me acaba haciendo larga. La bajada la hacemos por bosque y por sendero entre raízes hasta coger una pista ancha y aburrida que nos acercaría hasta Notre Dame y Contamines.
Contamines, km 95, era mi último avituallamiento con asistencia de Marta y el último “push” para hacer frente a las dos últimas subidas de la TDS. Llegué vacío por la larga bajada ya que intenté apretar un poco para tener un mayor colchón en la subida que venía ahora, así que no tuve otra opción al llegar al avituallamiento que sentarme y decirle a Marta: “estoy trinchado”. Mi mayor ventaja no eran los 30 minutos de margen con Yeray, en esos momentos segundo, sino que Marta consiguió que saliera otra vez animado y con fuerza, y eso sí que es importante. Comer bien, beber, refrescar la mente y salir de nuevo; cuatro pasos que seguimos de manera cautelosa.
Inicio la subida a Chalets du Truc y Col de Tricot con dolor en las piernas pero toca tirar para arriba. La subida se me hace un mundo pero no puedo dejar de caminar, hoy no. Me estoy imaginando Chamonix de aquí 3 horas, cada vez está más cerca pero si ahora fallo lo puedo echar todo a perder. Llego al final del primer tramo de subida e inicio el pequeño tramo de bajada que me llevará a hacer la última subida, entrenada días antes. Pero nada es lo que parece después de 100km....
Mis ojos miran hacia arriba y mi mente refleja una pared, imposible para mis piernas. A modo caminante inicio la subida de zig-zag y me es complicado trotar en los tramos menos técnicos, estoy cansado. A media subida me encuentro un chico de Barcelona y me hace cambiar la visión de las cosas, como cambia la mente con un poco de conversación! Comienzo a sentirme mejor, cansado pero almenos con la mente abierta, y cada vez veo más cerca la cima y la gente que está allí animando. Al coronar me siento aliviado y sin perder tiempo me lanzo trialera abajo para llegar a Les Houches.
Me vuelvo a sentir corredor y me siento ágil bajando. Desciendo rápido recuperando algo de tiempo perdido en la última subida y cuando piso Les Houches la piel se me pone de gallina. Muchísima gente está esperando nuestra llegada e intento llenar agua y salir a por los últimos 7km hasta Chamonix. 
El llaneo hasta el pueblo de Chamonix se me hace eterno, acompañado de un bloqueo de la pierna derecha, pero en mi mente solo se escucha una cosa: “tengo que llegar”.
“Dos km y ya has llegado”, me dicen entrando a Chamonix. Esto lo tengo a tocar y ahora ya sí que siento que puedo ganar la TDS. Qué carrera pero qué contento que estoy!! La llegada es única, irrepetible. Me siento lleno y fuerte, pero los últimos 150 metros me detengo y los disfruto. La verdad que es la mejor llegada que nunca he tenido, no tan solo por la posición y el tipo de carrera, sino por el ambiente único que se vive en Chamonix y también es el mejor deseo que tenía esta temporada y lo estoy a punto de conseguir! Hago la última curva y allí está, el arco de la UTMB!! La música, Depa al micro, el público y Marta al fondo... no puedo pedir nada más. Llego a meta muy contento, feliz pero a la vez pensativo. Miro al cielo y casi lo toco, mi amigo y que siempre estará conmigo corriendo, “Adrià, això és per tu, aquí, amb el teu Montblanc al darrere, ens tornem a veure".
La persona más importante que tengo en mi vida estaba conmigo y lo ha estado siempre, ella es Marta y es mi secreto en cada carrera. Me hace los avituallamientos y sobretodo me da el equilibrio que necesitamos cada día. Sin ella no podría hacer frente a este tipo de pruebas y menos aún podría ser feliz, y esto es lo más importante. Moltes gràcies Marta per fer-me sentir el que sento, ets les meves cames en les curses i ets el meu somriure fora d'elles. T'estimo!
Después agradecer a los sponsors: Compressport, Empower by Privylife, Duldi, North Face, Nathan, 32Gi nutrition y Rudy Project. Suerte tengo de tener vuestra ayuda, sea cual sea, y también me siento un afortunado por poder correr con vuestros productos ya que son los mejores que puedo usar, muchísimas gracias!!

También agradecer a mi entrenadora Laia Diez una vez más por cuidarme tan bien y hacer de esta temporada una temporada llena de ilusión y buenos resultados, estoy muy contento! Hace ya dos años que trabajamos juntos y cada día me gusta más que me des caña, no me canso de hacer lo que me gusta y esto es gracias a ti también! Agradecer a Enric Violant por poner a puntos las plantillas para correr y Marta Ausiró, mi nutricionista, con la que he conseguido seguir unas buenas pautas nutricionales y un buen equilibrio para llegar al 100% en cada carrera.

Os dejo el vídeo de la llegada, espero que os guste!!

https://www.youtube.com/watch?v=i_YAX_jUCkA

Ahora toca volver a entrenar y prepararnos para la última prueba del año... en breve os informo!!

*Seguim entrenant*

dijous, 30 de juny de 2016

6º en la The North Face Lavaredo UltraTrail

Cuando empezamos la temporada siempre pensamos en alguna prueba que nos hace especial ilusión, ya sea por el tipo de reto (complicado) o por lo que vamos a disfrutar por el tipo de carrera. Este era el caso de Lavaredo, una carrera que ya tenía en mente el año pasado y que este año, con el Ultra World Tour, he decidido hacer. En total 120km y 5900+ rodeando Los Dolomitas de Italia, una de las montañas más espectaculares donde nunca he estado.
Llegaba bien de forma y habiendo hecho 3 pruebas del UWT: Hong Kong (4º), Transgrancanaria (3º) y Australia (1º). Con ello me colocaba 1ro del World Tour y me presentaba en Lavaredo con ganas de disfrutar e intentar acabar lo más delante posible.

Llegué días antes a Italia y pude entrenar con mi buen amigo Scotty Hawker. Reconocer parte del recorrido fue importante para disfrutar mucho y también para saber en qué puntos se debía reservar y en qué otros apretar. Jueves llegó Marta, mis padres y mi hermana; que fuerza me dieron!! Si ya tenía ganas de empezar y disfrutar, ahora con ellos estaba preparado.
En la salida había gran cantidad de corredores de élite... hacer un TOP10 será muy complicado. Entre ellos destacan Scotty Hawker, Andy Simmons, Gediminas Grinius, Gerard Morales, Pau Bartoló, Mike Foot, Julien Chorier, Sangé Sherpa, Jonas Buud, Juliano, Javi Dominguez... 
Enciendo el frontal y quedan pocos segundos para iniciar esta aventura. Son las 11pm, hago mis rigurosos pasos y me siento preparado para pasármelo bien! 
Salimos con energía y en breve se iniciaba la primera subida... se hizo el silencio. Subíamos callados, cada uno a su ritmo, hasta que llegó Blacky y me dijo: Cullons avui sí que anem callats! Con ello se distensionó el ambiente, pero al cabo de poco tiempo iniciamos la bajada que nos llevaba a Ospitale. Empezamos a hacer algún grupo en cabeza y pasado el avituallamiento del km18 se rompió la carrera. Aún quedaban 100km, todo un mundo, pero eso no parecía importar a los corredores que con un ritmo elevado iban eliminando km. 
Tenía sensaciones raras en el estómago, no digería bien la comida, nunca me había pasado. Preferí hacer una pausa en comida para evitar caer en problemas serios antes de tiempo.
Junto Scotty, Andy y Gediminas nos turnábamos la cabeza de carrera hasta atrapar a Sylvain Court, que lideraba la prueba. Los primeros 33km se corrieron muy rápidos, aún teniendo 2 subidas intensas, pero el ritmo de carrera que quisieron imponer los de delante era importante. Aún así llegamos a Federavecchia un grupo en cabeza de 5 corredores, pero una vez salimos del avituallamiento la carrera se rompió.
Andy Simmons decidió apretar mientras Gediminas y Court se mantenían a corta distancia. Yo y Scotty reservamos fuerzas recordando lo que nos venía al final. Durante la semana previa, entrenando con Scotty, pude ver diferentes partes del recorrido y era un sucidio lanzarse con la cabeza cuando aún quedaban 90km. 
Al salir de Federavecchia, después de un rápido pit-stop con mi equipo, teníamos la primera subida larga y tendida hasta llegar al punto más emblemático de Los Dolomitas, las Tre Cime. Un entorno espectacular y donde te quedas imnotizado con las montañas y las dimensiones de ellas. 
Llevábamos 4 horas de carrera y las piernas aún seguían frescas. La subida hasta el Lago Misurina la hicimos a ritmo y evitando caminar ya que lo haríamos para llegar a la cima. La noche no permitía ver la preciosidad del Lago, pero tenía en mente la imagen del día anterior donde pude subir con mi família y Marta. Los pelos se me ponen de punta al verlos allí, mi equipo esperando al lado del Lago y animándome! A seguir para arriba con más fuerza!!
Estamos a punto de llegar al Refugio Auronzo. La última parte de la subida ha sido bastante dura, con mucha piedra pero andando en su mayoría. El desgaste subiendo no ha sido demasiado, ya que hemos caminado, pero la bajada posterior será de 10km y 1000-, así que vamos a sufrir seguro. Llegando al avituallamiento del Refugio de Auronzo empieza a cubrir nuestras cabezas una niebla que nos acompañará durante este tramo en altura. Recuperamos fuerzas, cargamos líquido y salimos de allí con un grito a lo alto, justamente cuando vemos las Tre Cime. 
Pasar alrededor de las Tre Cime impresiona; sus montañas y la nieve hace que vivas una escena única. Aún es de noche, quedan 40 minutos para que salga el sol y no podemos ver claramente las montañas, pero nos las imaginamos. 
Bajamos hasta Cimabanche a buen ritmo; entre Scotty y yo nos damos relevos. Ahora llevamos 52km y al llegar a Cimabanche ya solo nos quedará la mitad de carrera. 
Finalizamos la bajada dejando a nuestra izquierda las Tre Cime y empezamos una pista plana hasta Cimabanche, una pista aburrida y que hace que llegue un poco tocado. Sigo con algunos problemas en el estómago y casi no he comido, si no lo hago ahora seguro que en las subidas que vienen acabaré hundiéndome. Mi asistencia me ha preparado arroz, jamón dulce, algún trozo de plátano, las sales, chocolate, bebida... de todo para que no falte nada y pueda ingerir un poco de alimento con calma. Aún que me cuesta como lo que puedo, pero hoy no es el día de luchar con el estómago porque saldré perdiendo. Al salir del avituallamiento del km60 (Cimabanche) cojo los palos; ahora tenemos un ascenso de 600+ y más tarde otro de 1300+ técnico.. me serán de ayuda! 
Poco a poco recupero sensaciones perdidas en el llaneo anterior y subo con ganas hasta Lerosa. Esta zona me recuerda al Pirineu Català, más en concreto la subida de Bagà hasta Niu de l'Àliga, y me divierte. Una bajada entre piedras nos lleva a Marga Ra Stua, otro avituallamiento km69. Son las 6:30am, llevamos 7:30h de carrera, pero hemos ido reservando para, ahora, empezar a soltar gas. Finalizamos el tramo de bajada para observar unas preciosas cascadas, pero casi sin tiempo empezamos a subir y subir, parece que nunca termine, y además es una subida donde se tiene que correr en gran parte. De nuevo me voy vaciando hasta parecer quedarme totalmente vacío, me cuesta subir. Lógicamente me falta energía porque casi no he comido, pero no hay otra que seguir. A lo lejos veo que por detrás se acerca alguien y se lo comento a Scotty. Con ello decidimos apretar pero sin evitar que Javi Dominguez nos atrape.. 
Al pasarnos veo que va bien y que es inútil seguirlo, aún que lo mantenemos a una distancia prudencial. La dura subida nos lleva al Refugio Gallina, zona de alta montaña donde nos moveremos en los próximos 15km. Antes de llegar al Refugio donde hay avituallamiento, y después de correr más de 90km juntos, Scotty aprieta las tuercas pero no lo sigo. En cabeza siguen Andy, Gediminas y más descolgado Sylvain Court, pero este último con problemas. Cuando llego al Refugio justamente sale Scotty pero aquí tengo que comer para encarar la última subida exigente hasta el punto más alto de la carrera. Tengo a Scotty a 200 metros e intentaré mantener la distancia.
Subimos sin escrúpulos hasta el Refugio de Averau (2480m), y desde allí llanearemos hasta Giao. La última parte de la subida me es realmente complicada, mucha piedra y gran pendiente. Scotty sube más fuerte y se me escapa. Los caminantes que me voy encontrando nos dan ánimos y almenos con eso intento sacar fuerzas para llegar al Refugio. Mentalmente sé que llegar allí ya es acabar la carrera, solo quedarán 20km. 
Paso el "paso Giao" y sigo hasta iniciar la bajada de 10km final. Me dicen que Scotty está a 5 minutos y por detrás igual, así que ahora me la juego, en la bajada aprieto. La bajada es muy divertida pero resbaladiza, entre árboles y raíces, y me lo pase muy bien. La carga en los cuádriceps se nota, ya son 110km y ahora estoy bajando al tope que puedo hasta Cortina d'Ampezzo (120km). Llegando al pueblo veo un chico con camiseta blanca a 150 metros como mucho, solo quedan 2km, pero recuerdo y Scotty llevaba una camiseta azul (no me cuadra). Intento atraparlo pero él se da cuenta y aprieta, yo ya no puedo más...

La llegada a meta es muy bonita, cruzando Cortina por la calle principal, en hora punta y la gente animando. Me abrazo con Marta y mi família antes de entrar, disfruto de esta llegada. Hacía tiempo que quería correrla y al final, después de algunos problemas, la termino y también la disfruto. Con un tiempo de 13:02h y entrando en 6a posición puedo decir que acabo de terminar mi participación de este año en el Ultra Trail World Tour.

Por delante termina ganando Andy Simmons, mientras que Gediminas Grinius y Javi Dominguez terminan segundo y tercero, respectivamente. Sylvain Court entra cuarto mientras que Scotty entra 5º! Mi amigo australiano era el de la camiseta blanca, me entero en meta que se había cambiado de camiseta, qué grande!! 
Me voy con un gran recuerdo y muy satisfecho por todo; me lo he pasado muy bien. Compartir, como siempre digo, esta pasión con Marta y mi família es lo mejor que tengo, no puedo pedir más. Fueron mi equipo de asistencia y lo hicieron genial, ayudándome en todo momento. Moltíssimes gràcies, us estimo!
Agradecer a Compressport y a Empower by Privylife por estar una vez más allí apoyándome!! También a Nathan, Duldi y 32Gi por su ayuda.
Mi primera participación en el Ultra Trail World Tour finaliza en Italia, después de competir en 4 pruebas en total. Hong Kong, Gran Canaria, Australia e Italia... 4 destinos muy distintos pero cada uno de ellos muy especial. Actualmente, y sin que fuera mi objetivo a principios de año, sigo 1º del World Tour y esto es un resultado increíble!
Parte de este éxito es de Laia Diez, mi entrenadora, que ha conseguido encontrar el buen rendimiento a entrenamientos para poder hacer frente a estos objetivos. Cuando se entrena bien se debe rendir al máximo, així que moltes gràcies!

Ahora a preparar la TDS del Montblanc con muchas ganas y sobretodo con el principal objetivo de seguir disfrutando de este deporte!!

*Seguim entrenant*