diumenge, 16 de juliol de 2017

ULTRAMARATHON ULUDAG ULTRA - 1º

Acabé Lavaredo Ultratrail mentalmente tocado ya que llegaba con muy buenas sensaciones y durante la carrera me sentí muy bien, pudiendo correr bajo tiempo récord, pero por problemas gástricos no pude terminar aquello que parecía ir por buen camino. Me quedé a las puertas, a 25km de la llegada, pero hay momentos donde uno debe decidir en beneficio a su salud para seguir corriendo durante tiempo. Al día siguiente me levanté en Cortina d’Ampezzo triste pero relajado, y habiendo sumado una experiencia nueva y que seguro que podré gestionar cuando vuelva a pasar. Así mismo en mi cabeza rondaba la opción de apretar la máquina antes del UTMB, necesitaba sentirme con buenas sensaciones y capaz de hacer lo que me propusiera, por lo que se me presentaron dos oportunidades para correr en el mes de Julio: Uludag Ultra y GGUT.

Este fin de semana he podido viajar a Turquia para correr los 51km 3300+ de la Uludag Ultra. Un país que no había visitado nunca y con el que vuelvo a casa sorprendido positivamente, muy positivamente. Qué manera de tratarme y de cuidarme. Sin duda alguna creo que ha sido una de las mejores experiencias de mi vida hasta ahora. Desde mi llegada hasta mi vuelta no me ha faltado de nada, todo lo contrario, la hospitalidad rebosaba entre la organización y la población de Bursa, especialmente del pueblo Zeyniler Köyü.

La carrera empezaba muy temprano, a las 4am, y el recorrido estaba creado por una primera media maratón bastante rápida y una segunda parte de carrera con 2300+ que la hacían exigente. Tenía ganas de sentirme bien, con fuerzas, por lo que en la salida quise buscar mi ritmo que pude mantener en esta ½ maratón inicial pasando por diferentes pueblos. En uno de ellos, km14, tuve que detenerme en seco. Aún era de noche y mi frontal iluminaba el suelo turco hasta que de repente escucho algo que se acerca muy rápido hacia mí, y en menos de 5 segundos tengo enfrente a dos perros agresivos que me atacan. Me freno y me protejo con los bastones que llevo encima, pero no parece asustarles. Retrocedo sin pensármelo mientras los perros se quedan en medio del camino ladrando y con ganas de guerra. He venido a disfrutar de la carrera y no quiero acabar antes de tiempo, por lo que decido esperar a los demás corredores que deben llegar por detrás. La espera se hace larga, exactamente 12’, hasta que llegan un grupo de 3 persones. Entre los 4, y 7 bastones en mano, podemos cruzar esta zona no sin antes arrear 3 bastonazos que nos salvaron de alguna desgracia.
Vuelvo a recuperar el aliento de la fatiga y busco recuperar el ritmo que llevaba. Ahora voy acompañado ya que uno de los corredores se junta conmigo y corremos hasta el avituallamiento del km21. Me detengo para llenar agua, esta vez es embotellada, para encarar la larga subida hasta el km38. La subida es tendida durante 7km aproximadamente, por pista ancha, por lo que intento correr durante todo el tramo y me permite escaparme. Más tarde empezaremos a correr por zonas de alta montaña y por un terreno que me gusta más, y es cuando realmente empiezo a disfrutar. En solitario paso por lagos y zonas nevadas, y con un paisaje que enamora.
Al llegar al pico de Uludag firmamos en una libreta para dejar constancia de nuestro paso y empieza un sube-baja hasta meta. Las vistas son muy bonitas desde aquí arriba, me recuerda a la zona del Cadí de Catalunya, por lo que por momentos me imagino corriendo en el jardín de casa. Viendo los tiempos que iba marcando me propongo bajar de las 5:30h de carrera, y después de 6km de bajada consigo llegar clavando el tiempo propuesto! En esta carrera lo de menos es la victoria ya que quería volver a casa con las buenas sensaciones bajo el brazo, y esto es lo que se ha conseguido.
Conmigo me acompaña un buen amigo, Ernest Crespo, que también corre la misma carrera y que consigue terminar en 4ª posición. Una gran experiencia compartida los días antes y post carrera, y que pudimos completar con una buena carrera de trail running.
Esta semana toca seguir entrenando y competir en la GGUT 62km 4500+. Última puesta a punto antes del UTMB, así que viajamos a Austria con más ganas de trail y de acabar de poner la máquina a punto. En esta prueba comparto dorsal con Gediminas Grinius que completará el ultratrail haciendo los últimos 48km para así puntuar en la UT110km.
Me gustaría aprovechar para agradecer a la organización de Uludag Ultratrail el trato que nos han entregado, siendo hospitalarios hasta el último día y preocupándose de todos los detalles. Así da gusto conocer mundo y viajar, que al fin y al cabo es lo que nos llevaremos al día de mañana.
Estoy animado y contento, así que vamos al 100% para llegar al UTMB de la mejor forma posible y en el pico de la temporada, la ocasión se lo merece. Hasta entonces…


Seguim entrenant

dimarts, 30 de maig de 2017

1º en TCN Camí de Cavalls - 39km

Una vez al año, como mínimo, tengo que ir a mi querida Menorca para pasar unos días alejado de la realidad. Y es que es uno de los pocos sitios donde no pienso en nada más que VIVIR y exprimir cada día disfrutando de su costa y caminos. 
La excusa perfecta es el Trail Menorca Camí de Cavalls, con sus diferentes carreras y donde el trail running paraliza la isla durante el fin de semana. Realmente merece la pena vivirlo!
En mi caso, venía de Transvulcania esa misma semana, y hasta último momento me pensé en qué carrera participar. Finalmente, y poniendo más cabeza que corazón, elegí la de 39km para hacer un rodaje de fin de semana, un poco rápido, y aprovechar un par de días para entrenar por la zona. 

Me lo pasé en grande una vez más! Una carrera que terminé en 2:39h, bastante rápida, y donde compartí gran parte del recorrido con el 2º clasificado, pero que en los últimos 6km pude escaparme hasta meta. Las piernas estaban cansadas de la semana anterior, pero finalmente y en el asfalto pude recuperar tiempo perdido durante el tramo inicial. 
Esta carrera (TCN), la más corta de las 5 que se realizan, transcuye por la zona norte de la isla y donde predominan las piedras y zonas un poco más técnicas. 

Lo que le hace especial al Trail Menorca Camí de Cavalls es el conjunto de la prueba, pues se vive pasión y sobretodo buen ambiente. Los que fuimos la primera vez nos enamoramos de la carrera (yo voy a Menorca desde los 10 años), y cada año repetimos. De las 5 pruebas solo me queda por hacer la de 100km... así que ya veremos si cierro el círculo el año que viene!
Volveremos!!

*Seguim entrenant*

dilluns, 22 de maig de 2017

12º Transvulcania 74km 4350+

Se me resiste la Transvulcania... y no por falta de ganas! Después de correr la MIUT, dos semanas más tarde, viajaba a la isla bonita para correr la Transvulcania. Un recorrido de 74km y 4350+, con los 50 primeros km en subida y el resto en bajada, que te obligan a correr rápido para llegar a meta en poco más de 7h. Días antes pensaba en la carrera y que las sensaciones físicas eran las justas para ponerme el dorsal, pero las piernas estaban algo cansadas para poder disputar el ultratrail en las primera posiciones.

El cartel de corredores era de los importantes con un gran número de corredores dispuestos a ganar, qué pena no estar al 100% para poder divertirme delante. Aún así lo iba a intentar! La salida desde el Faro de Fuentcaliente ya es un clásico y la verdad que el entorno donde nos encontramos puede sacar el hipo de cualquier persona. Son las 6am y parece que la plaza está llena, no cabe ni un alfiler en el sendero que nos llevará al primer avituallamiento...
La salida es muy rápida y eso hace que el grupo de delante sea básicamente completado por los favoritos de la carrera. Intento seguir el ritmo pero en el km4 debo aflojarlo porqué mis piernas están sufriendo mucho. Las sensaciones son de pesadez y como yo digo: "tengo las piernas como una cebolla". Sabiendo que no podré disputar la carrera desde delante prefiero correr con un ritmo constante e intentar calentar bien la musculatura para poder exigir el máximo de mí. Soy de la opinión de que "querer no es poder", muchas veces hemos de ser conscientes de lo que podemos lograr con las condiciones que tenemos, y esta vez tocaba jugar desde detrás. 

El terreno tampoco lo hacía fácil; mucha arena en los primeros 21km. Paso por los Canarios, 1r avituallamiento, y con Marta hacemos un pit-stop rápido para cargar líquido y salir pitando a Las Deseadas. La subida es muy larga (la había hecho dos días antes) y es importante llegar con fuerzas a la parte más alta, ya que después vendrá un pequeño descenso rápido. Creo que me tomo la subida demasiado tranquilo y pierdo algunas posiciones. Mi cabeza no está en la carrera, pues físicamente no estoy al 100% como para disputarla. Empieza a amanecer y las vistas desde aquí arriba son de lo más bonitas. Giro la cabeza a mi derecha y se ve el Teide sin problemas... precioso paisaje que ayuda a disfrutar aún más del recorrido!
En el descenso de Las Deseadas me encuentro cómodo y rápido, por lo que me da esperanzas para la segunda parte de la carrera (la primera, en subida, la haría tranquilo). Llego al Pilar algo retrasado pero me tomo mi tiempo en el checkpoint con Marta. Me comenta que vaya haciendo y hasta meta, pero antes queda subir hasta el Roque y luego bajar a Tazacorte, aún quedan 50km. Salgo del avituallamiento cargado para hacer toda la subida, llevo gasolina de sobra. En el llaneo que viene a continuación recupero algunas posiciones; cuando se puede correr me siento algo más rápido que los demás. El problema viene en la subida, mis piernas vuelven a incharse, señal de la fatiga que llevan encima, así que decido ir haciendo hasta el Roque. No quiero ponerme nervioso porqué sino apretaré más de la cuenta y la bajada larga hasta Tazacorte será un desastre. Aguanto como puedo el tirón hasta el Roque, pero durante el recorrido me acuerdo de mi participación en 2015... en este tramo de subida recuerdo pasarlo realmente mal por problemas de deshidratación. 
Con unas sensaciones raras completo los primeros 50km hasta el Roque. Llego fresco porqué tampoco he dado el 100% (no he podido), y tengo muchas ganas de correr. Necesito recuperar posiciones e intentar llegar al TOP10 en los Llanos. 
Saldo del Roque después de hidratarme bien, he decidido cargar a tope para no pararme en el siguiente avituallamiento y así seguir hasta Tazacorte.
La bajada es muy rápida y técnica, con bastantes piedras en el camino, por lo que se tiene que hacer movimientos rápidos. Paso algún corredor en los primeros km's y eso me anima, ahora sí que voy a darlo todo. Y es cuando mejor voy que me tropiezo y voy de boca al suelo!! Qué ostia!! Me levanto y empiezo a correr con dificultad de nuevo, me he golpeado fuertemente el costado derecho y duele bastante. 
Poco a poco recupero sensaciones y vuelvo a apretar, solo falta que en la bajada pierda tiempo...
Paso el avituallamiento del Time sin detenerme y me informan que delante mío hay algunos "cadáveres". Físicamente me encuentro bien en la bajada, puedo apretar, así que sigo dándolo todo. De nuevo, y cuando mi mente está pensando en otra cosa, me tropiezo con una piedra y me voy al suelo. Esta vez será peor; me golpeo las dos rodillas y hasta me cuesta levantarme. Me he hecho daño de verdad! 
Justamente había adelantado al italiano Dupit, que parecía algo cansado, y si me ve por los suelos pensará que voy "muerto". Vuelvo a levantarme, me giro y veo que hace la curva... carai! Intento correr sin que se note demasiado que cojeo, pero estoy convencido que verá la sangre que se derrama por el gemelo derecho..
Llego a Tazacorte habiendo adelantado al americano Hawks y al escocés Tom Owens, pues algo estoy recuperando ahora.
El último tramo es de subida hasta los Llanos, son 5km que suben 350+ por carretera; una subida dura después de los 20km en bajada que hemos hecho. Durante este tramo adelanto a dos corredores más y por detrás llega de nuevo Dupit. Creo que nos vamos a dar leña en la subida!

Hacemos un par de cuestas a un ritmo fuerte, intentando romper el ritmo uno de otro, pero aguantamos mutuamente a los tirones. Como nos conocemos de otras carreras, nos miramos y empezamos a comentar la jugada. Lo primero que me dice es: "Qué ha pasado hoy?"; y no me sale otra cosa que reír. "La verdad que la MIUT fue dura y mis piernas no pueden recuperar tan rápido", le respondo. Empezamos una conversación que duró hasta meta, un bonito final compartido con una gran persona!
Finalmente cerré el tiempo final en 7:52h y 12ª posición. Mejorando el tiempo del 2015 pero con unas sensaciones raras, no recuperado de la MIUT pero feliz de terminar una carrera de las TOP de europa. Dicen que es uno de los ultratrail más duros del mundo, para mí personalmente es uno de los más bonitos que he hecho. 

Cabe destacar la gente de la isla de La Palma, muy serviciales y apasionados de este deporte. Es increíble como días antes de la carrera toda la isla está volcada con el evento, y más aún durante el día de la prueba donde en cada rincón puedes encontrar a gente animando. Un 10 para organización y gente de la isla de La Palma!!

Suerte tuve de Marta y Stephane que me ayudaron en los avituallamientos. Es de gran ayuda tenerla a mi lado, como siempre comento, para poder ir más rápido pero sobretodo para poder besarla cuando la veo. En muchos momentos hubiera decidido parar más rato pero sus ánimos me ayudan en cada zancada. Anirem més forts a la pròxima, som-hi!

Tocará recuperar las piernas hasta la siguiente ultratrail, pero entre medio tengo algunas carreras que hacer como entrenamiento... espero que entre Anna Grífols (nutricionista), Laia Diez (entrenadora) y Fisioterapia Deportiva Castro podamos trabajar para volver a estar al 100%. 

*Seguim entrenant*

divendres, 28 d’abril de 2017

2º en MIUT - Madeira Ultra Trail 115km 7200+

"Tengo que cerrar ese círculo que no pude completar hace 1 año; y la ocasión se lo merece. Llego con ganas y motivado, me conozco parte del recorrido y además esta vez estarán mis padres junto a Marta. 
Miro a mi lado mientras sincronizo el reloj. La pantalla empieza a dar vueltas y capta el satélite; ya lo tengo ok. 
Ahora es momento de dejarme llevar, y con apenas 1 minuto para el inicio empiezan mis saltos pertinentes ya típicos en cada carrera. Todo preparado, la noche será larga e intensa... seguro que habrá una lucha sana entre todos los corredores, estoy a tope!!"...
Hay ocasiones en la vida donde las cosas no salen como uno desea, y en algunas de ellas hemos de levantar el pie del acelerador porqué: "Hoy no es el día". Hace 1 año me pasó lo que nunca queremos que pase; tuve que parar y abandonar. Era aquí en Madeira y no pude evitarlo. Corriendo me sentía sin fuerzas ni ganas, prefería ir al hotel a dormir y pensar en mi principal objetivo que era Australia. Si eso no fuera poco, en una bajada noté un tirón en la rodilla, y eso ya fue el agua que colmó el vaso. Cuando decidí abandonar esa MIUT realmente estaba aprendiendo mucho, aún que acompañado de lloros, ya que también hemos de aprender a perder. 
Dentro de mí tenía algo que me estaba empujando muy fuerte: quería volver a Madeira para terminar aquello que empecé! Venía con ganas y porqué no, hasta con un pelín de rabia, pero también sabiendo de la dificultad del terreno y su dureza. Si eso fuera poco, el nivel de corredores que se presentaban en la línea de salida era de lo mejor visto hasta el momento, por lo que nos presentaríamos a una bonita "batalla". Siempre digo que para disfrutar es mejor hacerlo acompañado de los mejores; esta vez no habría excusa alguna. 

La previa a la carrera fue tranquila y tenía el soporte de Marta y mi família, estaba tranquilo y arropado. Juntos nos dirigimos a la salida de la MIUT y allí ya se palpaba esa tensión de hace 1 año. En la línea de salida corredores como François d'Haene, Xavier Thevernard, Gediminas Grinius, Jordi Gamito, Daniel Jung, Sébastian Chaigneau, Fabien Antolinos,.. un listado largo de corredores de gran nivel!
Ahora es momento de dejarme llevar, y con apenas 1 minuto para el inicio empiezan mis saltos pertinentes ya típicos en cada carrera. Todo preparado, la noche será larga e intensa... seguro que habrá una lucha sana entre todos los corredores, estoy a tope!!
La salida es rápida y en la primera subida por el pueblo de Porto Moniz nos escapamos tres corredores. El ritmo me es cómodo y puedo escaparme en solitario en la primera bajada. Tengo buenas sensaciones y puedo exprimirme en estos primeros compases. La subida larga hasta Fanal la hago fuerte. Llego a Fanal y mi asistencia no está, me comunican que ha habido un control policial y que han prohibido el paso, así que no pierdo tiempo y salgo corriendo para empezar a bajar. Por detrás veo algunos frontales, aproximadamente a un par de minutos. Dormirse en los laureles no es una opción, tengo que apretar en esta bajada que me llevará a encarar la segunda subida de 1200+. La bajada es técnica pero voy cómodo mientras en mis oídos escucho las canciones de mi ipod.
Cruzo el pueblo de Chao de Ribeira a las 2am y hay mucha gente! Increíble ver el seguimiento que la gente hace en la carrera. Sus ánimos me dan alas e inicio la segunda subida con ganas de llegar arribar, pero no será después de un buen rato que no llegaría hasta Estanquinhos. Justo cuando estoy llegando al avituallamiento (km29) veo una luz detrás mío que se va acercando hasta que me da caza...
François d'Haene lo tengo detrás, nos saludamos y seguimos corriendo hasta el avituallamiento.
Hacemos el avituallamiento rápido y empezamos el descenso hacia Rosario. La bajada es larga, de unos 8km, y el terreno es rápido pero al mismo tiempo técnico. Pasamos por una zona de piedras donde mis tobillos hacen bailes peligrosos y más tarde nos adentramos en una zona boscosa con un sendero precioso. Antes de llegar a Rosario tengo 3 caídas, una de ellas donde caigo dentro de una riera y me hago daño. Noto en la rodilla derecha una frescor, y no es precisamente del agua de la riera, sino más bien de la herida que me acabo de hacer. Llegando a Rosario recuerdo perfectamente la sensación de hace 1 año en este punto, donde decidiría abandonar, pero hoy me encuentro bien y corriendo con un TOP. Además, voy con un paso delante de él y esto aún me da más fuerzas y confianza. Llegamos a Rosario y casi ni paramos, llenamos agua y seguimos dirección Encumeada. Encaramos una subida que la hacemos corriendo en su mayoría, aún que pique en las piernas creo que estamos haciendo un esfuerzo que dará sus frutos. Llevamos un maratón y es importante que los perseguidores no nos vean, que se piensen que estamos lejos.
François mide 1,92m mientras que un servidor 1,71m.. una diferencia que también está en la zancada. La técnica de subida en d'Haene me hace parar atención hasta que le digo: "lo mejor de este tipo de carreras es que aprendemos mientras disfrutamos". Su sencillez en la técnica y su nitidez son perfectas, por lo que nos vamos relevando para empujar cuanto más en este tramo. Llego entero a Encumeada (km46) y es importante llegar igual hasta Curral des Freiras (ecuador de la prueba). La subida constante nos llevará a superar 600+ en este tramo para después descender otros tantos hasta el avituallamiento. En estos momentos estoy disfrutando mucho, el camino es en ascenso pero podemos correr, y se va combinando con tramos en llano y alguna bajadita para recuperar fuerzas. De lejos nos fijamos en un frontal, debe ser el 3ro pero está lejos. 
La señora naturaleza me invita a detenerme en la bajada hasta Curral e invito a d'Haene a seguir, no es necesario que se espere en esta situación. Más tarde lo alcanzo y llegamos juntos de nuevo al avituallamiento. Importante detenerse para coger fuerzas, ahora viene lo peor!
Llevamos casi 7h de carrera y es ahora donde tenemos que apretar más los dientes. En este avituallamiento (Curral des Freiras) nos hemos detenido a reponer alimento y coger aire; y al salir nos cruzamos en la carretera con el Thevernard, Grinius y Gamito. Aproximadamente les llevaremos unos 10 minutos de ventaja, tiempo no suficiente para relajarse. La carretera para enlazar con la subida se me hace eterna; una subida constante donde corremos sí o sí para evitar que nos vean cerca. 
Al empezar la subida hasta Pico Ruivo tengo la sensación que François me apretará, y un poco más tarde no me equivoco. En el km65 d'Haene me adelanta y aprieta un poco el paso. Lo aguanto y cruzo los dedos para que no apriete más, si lo hace no arriesgaré ya que aún queda carrera. Sin ir más lejos, en poco más de 5 minutos me ha sacado algunos metros, y cuando pasan 10 minutos me lleva una curva de ventaja. Sé que se va y no intento darle caza, esto significaría un suicidio para el final de la prueba. Sigo con mi ritmo marcado pero intento darle un plus extra ya que Xavier Thevernard sé que sube muy bien y seguro que aprietará en este tramo. 
Voy llegando a Ruivo superando los escalones que hay en el recorrido y aprovecho para mirar atrás y comprobar que efectivamente Xavier está lejos, no lo veo. Paso pico Ruivo y recuerdo el Trail Camp que organicé con Privylife hace un par de meses... bonitos recuerdos que siempre ayudan a apretar un poco más!
De pico Ruivo a pico Areeiro las escaleras son las protagonistas. Son unos 5/6km de escaleras 100%, por lo que cuesta correr. El desgaste muscular es importante pero las vistas son espectaculares. Estos paisajes son impagables, merece la pena el esfuerzo para poder ver esto y saber que has llegado al punto más alto. Llegando a Areeiro se ve mucha gente esperando nuestra llegada, supongo que d'Haene lo ha hecho hace unos minutos, y es cuando entonces mi madre me recibe a mitad de camino animándome. Denoto en sus ánimos mucha alegría de verme allí, ella también sabe que es un punto importante, y así me lo hace saber Marta al entrar en el avituallamiento. "Pau, molt bé segueix així, tens el François a 6 minuts i vas bé. No t'adormis, ara ve baixada i t'agrada! Tu pots, ja hem borrat la part de pujada, i recorda que en Xavier també baixa bé. T'espero al següent, va surt!". Hay veces que me pararía en los avituallamientos tranquilamente, suerte tengo de Marta que me espavila en más de uno. Cargo bidones y empiezo el descenso hasta el siguiente punto, Ribeiro Frio. 
Este tramo se me pasa rápido excepto algún repechón que hay en el camino, pero sin casi esperarlo ya estoy subiendo la subida que me llevará a Poiso... y esta sí que se me hizo eterna. Una subida de casi 600+ pero en pocos km's, y además con un último tramo de falso llaneo en subida que te obliga a correr pero te castiga demasiado. Llego a Poiso un pelín cansado ya, he acumulado 90km y todo el desnivel de la prueba (7100+) y únicamente restarán algunas subida cortas pero poca cosa; ahora vienen 25km de correr! 
Mi estómago hoy no está fino, no puedo comer como tenía planeado, por lo que ahora tiraré más de geles hasta el final. D'Haene parece haber puesto la directa y creo que me será imposible atraparlo, mientras que por detrás Thevernard lo tengo a 8 minutos, ventaja no suficiente. 
En los últimos 25km aprieto todo lo que puedo y sé que llegaré vacío a meta. Voy eliminando km's y mantengo la distancia con Xavier. Los últimos 15km se me hacen eternos vordeando las montañas cercanas a Caniçal y Machico; una zona preciosa pero con tantas horas de carrera y los km's que llevamos acabo odiando este sendero. Miro el reloj y voy a ritmo de 4:15'/km, tengo la sensación de ir a un ritmo bueno para evitar sorpresas. 
Llego al último avituallamiento seco, totalmente seco. No he parado en el km100 y este último está en el 101... me vacié a medio camino y el sol está pegando fuerte. Al llegar al último avituallamiento me lleno de agua y tiro hacia meta. No tengo rampas ni nada por el estilo, pero mis cuádriceps están castigados y me duelen. 
Con más pena que gloria hago la bajada por campo que nos lleva a la playa y en los últimos 500m. Escucho por megafonía el speaker y toda la gente de la zona anima en la llegada. Qué ganas tenía de completar la MIUT y qué contento de hacerlo 2º!!!

El tiempo de 13:28h está genial, había previsto 14h, y supero el récord anterior por Zach Miller en 23 minutos. 
Ha salido una buena carrera y he tenido muy buenas sensaciones. Con gente tan grande como François (y no por tamaño que también) no se puede hacer mucha cosa más. Por detrás entraba Xavier Thevernard, otro de los grandes en el trail running. En 4a posición Gediminas Grinius y por detrás Jordi Gamito.

La MIUT ha sido sorprendente en muchos sentidos; en resultado y también en calidad de carrera. Una prueba que recomiendo porqué se disfruta mucho y terminas vacío. 
El equipo que tuve, como siempre, chapeau!! Mi pareja y mis padres hicieron un trabajo inmenso, estuvieron en todo y no faltó detalle. Es mucho menos difícil correr así, y la verdad que tengo el mejor equipo que puedo imaginar. Para mí hay una cosa más importante que cualquier otra cosa y es sentirme querido, y esto no lo da nadie que no sean ellos. Us estimo!

Ahora a pensar en Transvulcania para el próximo 13 de Mayo. Allí también tengo una cosa pendiente, y prometo cerrar otro capítulo que terminé pero que no pude terminarlo como quería. Así que en menos de 3 semanas estaremos de nuevo compitiendo!!

Hasta entonces...

*Seguim entrenant*

dimecres, 5 d’abril de 2017

1º en Trencacims de Paüls 50km / 4500+

Una imagen vale más que mil palabras, o eso dicen..

Hace 2 años que tenía pendiente ir a Paüls, pequeño pueblo en la zona de Terres de l'Ebre. Siempre había escuchado bonitas opiniones de los participantes, pero por calendario nunca había podido ir a competir. Este año, y después de reorganizar el calendario, pude participar en la modalidad ultratrail. En las carreras que tengo fijas en calendario el disfrutar no siempre es posible, en muchos casos sufrimos y llegamos a fastidiarnos por el hecho de tener que seguir corriendo horas y horas. En este caso solo tenía un objetivo: DISFRUTAR; y creo que ha sido el objetivo más sencillo a cumplir desde que hago ultratrails.

Acompañado de un buen amigo, Andreu Simon, llegué a Paüls con ganas de pasarlo bien, y el recibimiento ya fue excelente. Todas las facilidades que un corredor puede necesitar se concentraban en no más de 100 metros, con un pueblo volcado para que no faltara de nada. De la mano de Nando, director de la carrera, nos ubicamos en el bonito pueblo de Paüls. Así que después de cenar como dios manda, nos fuimos a dormir para madrugar un poco (5am) y empezar la carrera a las 6:30am.

Recuerdo que vi la salida de la Trencacims 2016 y tenía ganas de vivirla... y no defraudó. Simplemente os avanzo el vídeo:
video
Una salida muy tranquila y con un ritmo muy suave, ya me iba bien para poder hacer un buen entrenamiento. Cerca el km12 decidí apretar un poco para intentar mantener un ritmo más alto, y nos acabamos escapando Dani Aguirre, Andreu Simon y un servidor. Los tres que habíamos formado parte del Trail Running Day Montseny de Privylife estábamos encabezando la carrera con un ritmo que parecía irnos bien a todos. Así fuimos eliminando km's y desnivel, con subidas que podíamos hacer con un correr-andar constante, y bajadas por pequeños senderos que nos llevaban a empezar otra subida. Sin darnos cuenta llegamos hasta la última subida de la Trencacims, donde se decidiría la victoria. Hasta entonces el recorrido había sido muy bonito y exigente, pero las subidas las superábamos bastante bien y sin darnos cuenta estábamos disfrutando de una bonita carrera. Los avituallamientos y voluntarios entregados a los corredors, y así siempre es un lujo correr este tipo de carreras.
En la última subida (km40) nos escapamos Andreu y yo para acabar juntos la carrera. Fuimos de principio a fin juntos, él haciendo su primer ultratrail y yo disfrutando con ellos (Dani y Andreu), así que no podía faltar la guinda del pastel. Sin embargo, nos quedamos a 2 minutos de bajar de las 6h, hecho que hubiera sido bonito de compartir, así que la próxima vez iremos a mejor ritmo desde un inicio. 
La Trencacims fue un buen entrenamiento para poder encarar con confianza la MIUT del próximo 22 de Abril. Laia Diez ya me avisó de controlar ritmos para no llegar vacío a Madeira, y las sensaciones al terminar eran buenas y con poco desgaste, así que aún más animado para poder competir al 100% en MIUT. 

El trato del pueblo de Paüls es de envidiar. No pudimos estar más a gusto y con un pueblo que se vuelca para que los participantes estén contentos. Para destacar la salida, donde a las 6am ves a mucha gente con antorchas y solamente atenta a la salida, los habitantes de Paüls esperan impacientes esta cita y se nota en la calidad de la carrera, Chapeau!! Y para muestra Joana, la mujer que nos ayudó desde que llegamos y con la que compartimos una bonita conversación post-carrera con su família.

Vamos a por la siguiente: MIUT - MADEIRA ULTRA TRAIL!! Con muchas ganas de acabar lo que un día no pude cerrar...

Hasta entonces...

*Seguim entrenant*

divendres, 3 de març de 2017

1º en TRANSGRANCANARIA 125KM - ULTRATRAIL WORLD TOUR

A veces la vida nos presenta situaciones únicas y hemos de apostar por ellas. En muchos casos el miedo a fallar es importante, puede llegar a predominar nuestros pensamientos, pero solo con un 1% de posibilidades es motivo suficiente para intentarlo...
La Transgrancanaria era mi primera carrera de esta temporada, así que tenía muchas ganas de empezar. Sin embargo las dudas reinaban en mi cabeza; había buenos corredores que ya venían "rodados" y yo aún no había competido en ultratrails, por lo que no sabía como reaccionaría mi cuerpo a la distancia. 
La semana previa a la carrera realicé salidas cortas de 1h para buscar buenas sensaciones y todo estaba en su sitio. Día que pasaba, día que tenía más ganas y nervios. Algunos nervios se quedaron a un lado en la presentación de algunos de los atletas de la Transgrancanaria.
Todo se arregló cuando llegó Marta y parte de mi família (cuñados), ya que me concentré al 100% y revisamos la estrategia de carrera para tenerlo todo bien organizado.
La salida a las 23pm desde Agaete es muy bonita y a la vez intensa. El espacio es reducido, por lo que todos los corredores estamos en pocos metros y la tensión se palpa en el ambiente. A mi lado están Laia Diez y Jordi Gamito, me siento muy arropado y con confianza, y detrás de la valla que divide la salida de los corredores y el público está mi equipo. Una mirada con ellos basta para estar listo para empezar, así que doi mis 10 saltos de rigor y empezaremos!!
Las emociones están a flor de piel y cuando suena la cuenta atrás siento que los nervios se van. Solo pienso en empezar y dar lo máximo para acabar satisfecho de esta nueva aventura. Sé que cuando haga el primer paso ya estaré tranquilo y la noche será la protagonista. Así que empieza el 10, 9, 8,... 2, 1, salidaaaaa!!

Empiezo en el grupo de delante pero bien rápido cambiará todo. Didrik Hermansen impuso un cambio de ritmo a los 500m de la salida y detrás suyo se fue Jordi Gamito. Miré alrededor y los demás corredores no parecían animarse a esa "disputa", pero viendo a Jordi decidí acompañarlo. Dejamos el pueblo de Agaete para empezar el tramo de trail dirección Tamadaba, los primeros 10km en subida, y será en ese inicio de montaña donde empezó la "fiesta". Didrik pone el freno y nos deja a Jordi y a mi delante, y al km2 miro a Jordi y le digo gritando: VAMOOOOOS!! Realmente no sé que me entró en el cuerpo, igual fue la adrenalina del momento, pero iba muy animado. Mis piernas estaban muy frescas, las tenía al 100%, y tuve buenas vibraciones como para empezar fuerte, así que apreté hacia arriba quedándome solo en el km2... aún quedaban 123km! Normalmente los inicios de carrera se hacen pausadamente, la musculta está fría y necesita calentar. Sin embargo, esta vez, mis piernas estaban libres, sin presión, sentía que podía exprimirlas sin miedo a cargarlas..

No miraba atrás, sabía que no andarían muy lejos, pero conforme iba avanzando iba perdiendo la luz trasera que me acompañaba de lejos. Me quedé en solitario y empecé a pensar si eso era realmente positivo. Estamos en el km6 de carrera y llevo unos 400m de ventaja, en subida, al grupo de detrás (Didrik, Jordi, Diego Pazos, Andy Simmons, Antoine Guillon, Zlabvis, T.Olson, Gerard Morales,...) y mi cabeza empieza a pensar: 
"igual te has lanzado demasiado", 
"¿no crees que es mejor ir acompañado?" 
"aún te vas a perder!", 
"piensa que esto es muy largo", 
"estás chalao"...
Sigo subiendo fuerte, no quiero perder el ritmo y la ventaja que llevo. Con el ritmo de los bastones en la subida me voy exigiendo, y con la música que resuena en los auriculares todo es más fácil. Suena ritmo animado, estoy disfrutando mucho, que esto no pare!! Y llega el momento y se para... todo se detiene..

"¿Por qué se ha parado la música, ya se me ha estropeado el ipod?", pienso. De repente escucho de fondo una voz y paro atención:

"Pau, venga tu puedes, sabes que estamos en Barcelona siguiéndote. La próxima búscala cerca de casa que así te vengo a ver, pero que sepas que me mantienes en vivo cabrón. No te pares, solo tu sabes lo que cuesta llegar aquí. Vamos encara cada subida como si fuera la última!! Forçaaaa!", me dice mi mejor amigo con una grabación de voz. Me quedo helado, me emociono, por poco me detengo para parar atención. Mientras sonaba su grabación me había recorrido por el cuerpo una extraña sensación, una presión interna que me daba fuerzas y a la vez me emocionaba. Que detalle de Marta!! Alucino y sigo subiendo volviendo a sentir la música programada. Con mi cara de sorpresa aún subo más rápido, no hay excusas para no hacerlo. Es entonces, después de 10 minutos del anterior mensaje, que escucho esto:

"Hola Pau, sóc en Francesc (mi hermano). Desde la distància no saps com t'estimem i t'animem. Els teus nebots i jo emputxem amb tu, no et rendeixis mai. A cada pedra que et trobis supérala sense por perquè t'ajudarem. Fot-li molt de gas (y se escuchan los niños gritas por detrás). Va va va va!!"

Esto ya se ha ido de las manos, pienso. Ahora ya me espero de todo, este ipod que llevo vale oro y es la clave de esta carrera. Estoy a punto de llegar a Tamadaba y mi excitación es máxima, dudo que los que vengan por detrás estén igual de motivados y excitados como yo. La subida se me ha hecho corta con estos mensajes, estos 1400+ los he pasado muy rápido, bajando el tiempo estimado, así que voy bien y fresco, a seguir! Con la ayuda de los bastones todo es más sencillo, en las subidas les doi un gran uso y me sacan presión de las piernas, mientras que en llano o bajada los recojo y la molestias es mínima. 
Paso el primer avituallamiento llenando un poco de agua, voy calculado y no necesito más. Antes de la carrera hemos hecho un buen planning de nutrición con Anna Grífols y llevamos el producto necesario para llegar bien a cada punto.

Hasta Tirma (km15 aprox.), segundo avituallamiento, el terreno es muy rápido, con una bajada técnica y un llano/subida corto. En esta bajada me acelero, es mi punto fuerte, pero en una curva voy para abajo.. qué resbalón! La caída no ha sido nada; recupero los bastones, miro que todo esté bien y sigo bajando. Se me pasa volando y en sin pensar en más ya he pasado Tirma. Parece que 2 corredores se han juntado por detrás, no sé quiénes son pero van juntos. Les llevo unos minutos, no muchos, así que si me duermo en la subida hasta Artenara (km33) seguro que me atrapan. 
Esta subida me la conozco mucho, es larga y engaña. Cuando parece que ya has terminado, sigue subiendo, por lo que creo que es momento "burro" = cabeza al suelo y para arriba sin pensar. Durante esta subida suena otro mensaje, son mis padres!! Paro atención, y sí, lo reconozco, me emocioné. Aún con el frío que hacía allí arriba, se me caen dos lágrimas. Pienso: "Va Pau, concentrat!". No voy a describir el mensaje, dejarme guardármelo para mí, pero os podéis imaginar qué tipo de mensaje pueden enviarte tus padres cuando estás lejos de casa, haciendo aquello que te gusta y luchando por un sueño...
Miro el reloj, llevo 3:35h y ya llegando a Artenara. La verdad que voy 10 minutos por debajo el tiempo esperado pero me siento cómodo. No veo luces detrás mío, así que entiendo que voy con un buen colchón de tiempo de seguridad. En Artenara me espera mi asistencia, Marta y família, y hacemos un avituallamiento rápido. Poco más de 40 segundos para cambiar bebida, comer, llenar comida y salir pitando a Fontanales. Hasta aquí hemos acumulado buena parte del desnivel, igual un 40%, así que de momento se ha hecho buena faena. Ahora me vienen 10km hasta Fontanales que conozco bien poco, los hice el año pasado pero no los recuerdo bien. Mientras avanzo me pierdo un par de veces de camino, algo corto, pero a la tercera vez me voy carretera abajo hasta un pueblo perdido, si no recuerdo mal llamado Las Peñas. Llego, y sigo sin ver cintas, no puede ser posible. He bajado carretera abajo pensando que ese era el camino; no veía cintas pero como era carretera tampoco las esperaba. Decido salir del pueblo por el mismo camino que había hecho, y calculo que serán 1,5km en subida. Después de 5 minutos a tope carretera arriba encuentro una cinta que me marca un trail, es por allí!! He perdido unos 10 minutos, en estos momentos estoy entre cabreado y decepcionado. El miedo me entra al cuerpo pensando que me han pasado, pero intento calmarme, no veo luces. En una de las curvas giro la cabeza y veo 4 frontales a 200 metros, mierda! No quiero que nadie me alcance, así que acelero el ritmo tanto como puedo, sin tampoco desgastarme en el intento. Llego a Fontanales cabreado y Marta me calma. Aún queda mucho, estamos en el km42 de carrera, esto es el inicio. Salgo rápido, lleno de bebida para poder llegar a Teror directamente, y cuando estoy saliendo veo que llegan 2 corredores al avituallamiento, están bastante cerca. Hago mis cálculos y puede que les saque un par de minutos, pero no más. 
Toca correr hasta Teror, y el terreno lo permite. Pongo la directa, pero Zlabvis (corredor lituano) parece que aún la ha puesto más que yo. Me alcanza y empezamos una lucha de tú a tú. Veo que es muy rápido, con buena planta (me saca una cabeza) y se ve fresco. Pasamos Valleseco y nos vamos dirección Teror donde llegamos juntos. Este punto es clave para el porvenir de la carrera. En el siguiente enlace se puede ver el avituallamiento en directo:
Zlabvis salió primero, mientras yo terminaba de coger todo aquello que necesitaba. La subida era clave y me planteaba un tramo exigente hasta Cruz de Tejeda donde tenía que exprimir un poco las piernas. Sin más espera salgo y al cabo de 1km alcanzo a Zlabvis. Parece cansado, le cuesta llevar un ritmo cómodo en subida. Me ayudo de los bastones para llevar un ritmo constante y aprovecho para dejar atrás al corredor lituano. El año pasado en este punto me llevé un buen "pajarón", este año no pasará, espero. Voy comiendo mi arroz y patata canaria, y me siento fuerte. Con la mirada al horizonte focalizo los esfuerzos en llegar a esa luz lejana que parece ser el punto de control. Después de 1h subiendo llego allí, y poniendo la vista atrás no veo luces que me persigan, parece que he abierto hueco. Me detengo para rellenar un poco bidones, no enteros, y salgo de allí pensando en Tejeda. Este tramo que vendrá ahora me gusta, en bajada y rápida. Creo que es clave para ganar ventaja, así que me lanzo...

Llegando a Tejeda parece que el día está a punto de empezar, quedarán unos 10 minutos aún, así que sigo con el frontal. Analizamos con Marta y el equipo en qué punto estamos, lo que queda y lo que hemos hecho. Palabras clave que me sirven de referencia y que con ellas me dirigo a Garañón. Mi cabeza está fuerte, eso es lo más importante, llegados al km 75 de carrera. Mi cabeza piensa: "última subida fuerte hasta Garañón, km 82, y después a correr". Sin embargo, ahora me vendrá el peor tramo, una zona de carretera en subida, bastante fea y con poco interés. Esto también me sirve de motivación ya que cuando termine este tramo ya podré encarar la subida bonita al Garanón, que me gusta mucho. Por el camino me sigo encontrando algunos voluntarios que nos animan y eso siempre da mucha energía!

Voy 1º, quién me lo iba a decir a inicios de carrera, pero hoy me siento muy bien. Hasta el momento todo ha salido a la perfección, excepto la pérdida, y vamos rebajando el tiempo estimado de paso. No podemos fallar, no quiero fallar. Combino el andar con el correr mientras me acerco al Roque Nublo, espectaculares vistas las que tenemos en este punto. Al llegar un gran número de personas esperan el momento preciso para hacer la mejor foto, y no es de extrañar ya que es posible sacar fotos espectaculares:
En el Roque Nublo tengo mi segunda pérdida importante de tiempo ya que no hay nadie al final, donde supuéstamente me tienen que marcar el control de paso. Al no ver a nadie sigo más lejos, pensando que puede ser que este año se haya colocado al mismo Roque Nublo, pero sigo sin ver a nadie. Después de dudar vuelvo hacia atrás, y me lo encuentro abajo. He perdido otros 2 minutos en este tramo... pues tocará recuperarlos.
Me he encontrado con periodistas y al mismo tiempo amigos, más fuerza aún para intentar dar el 100%. Hasta Garañón hay solo 4km, así que ya casi casi estoy a punto de conseguir el segundo objetivo: superar el 85% de desnivel positivo de la carrera. Al llegar a Garañón Marta hace un avituallamiento perfecto, rapidísmo, y en 2 minutos ya estoy bajando dirección Tunte. Lo llevo todo encima: sales, geles, plátano y bebida; y además he podido comer el membrillo, chocolate y algo de frutos secos. Realizamos el control de material rápido, todo salió perfecto!! Antes de bajar a Tunte, pero, queda subir al Pico de las Nieves, un buen apretón para las piernas ya que se acumula desnivel en pocos metros. Sin más desciendo a Tunte, bajada muy larga y rápido, con algunas piedras y terreno duro, pero se me pasa rápido. 
En Tunte intento hacer poca cosa, algo de agua y dirección a Ayagaures. La subida que ahora vendrá es corta pero se debe hacer corriendo/andando, se hará dura. Llegando arriba del todo echo la vista atrás y veo a Zlabvis que empieza a subir, tampoco está tan lejos, pienso. Calculo que le sacaré unos 8 minutos. Esto me hace apretar en la bajada a Ayagaures, y esto sí que es peligrosa. Hay muchas piedras y bastantes giros, por lo que los tobillos pueden darse algún viaje. Estoy corriendo con presión, cosa que no me gusta, pero no tengo opciones si es que quiero ganar la carrera. Llegando a Ayagaures mentalmente estoy tocado; tengo miedo de perder tiempo y no me veo confiado. Aún así, Marta y asistencia me animan, y como Marta me conoce mejor que nadie me dice: "Pau, tu quieres perder la oportunidad de ganar la Transgrancanaria? Si es así, cálmate, pero sé que ganarla es un sueño, ve a por él!!". Ahora mismo se me ponen los pelos de punta... y así es como me sentí en ese momento. Con el calor que empezaba a reinar en el valle los últimos 15km se harían duros, pero los iba a hacer lo más rápido posible.
Este final fue correr, correr y correr... no hubo otra opción. Mi mente estaba puesta en meta y cada paso me acercaba a ella, no pensé en nada más. Se hizo muy duro por los problemas que me entraron en la pierna derecha, supongo que por la carga acumulada, pero aquí heché mano de bastones aún siendo en llano. 
"Ya te queda poco", me decían los corredores que corrían la carrera corta. Aún así, para mí quedaba un mundo ya que una rotura o algún problema grave supondría perdre la 1a posició. Pero llegando a Maspalomas me dan referencia del 2º, está lejos... Es entonces cuando lo veo posible, me lo empiezo a creer. Quedan 3km para llegar y ya no se me escapará la Transgrancanaria.
Como esperaba esta llegada!!! Emoción, sentimientos, esfuerzo,.. todo ello lo vivo en pocos segundos. Recuerdo muy bien cuando empezó todo esto, hace 3 años, y más aún recuerdo las personas que han estado a mi lado. Escucho la megafonía que grita mi nombre como ganador, y eso me emociona aún más. Tengo ganas de agarrar la cinta de meta, de gritar y de abrazar a Marta; pero antes comparto todo esto con la gente que allí espera impaciente para recibir a sus familiares...
Los resultados no vienen solos, y detrás de cada resultado (sea cuál sea) hay un esfuerzo immenso detrás. En este caso, y siendo mi primera ultratrail del año, realizamos una pretemporada y puesta a punto excelente. De la mano de Laia Diez las cosas han salido muy bien y parece que este año se empieza como se acabó el año pasado, así que super contento y con ganas de más! He incorporado un fichaje, el de Anna Grifols (nutricionista), y ha sido un gran acierto ya que no faltó de nada y me encontré al 100% de fuerzas en todo momento. Qué importante es llevar una buena nutrición! Moltes gràcies a les dues!

También, como muchos ya sabéis, la estrategia y planificación de carrera son claves. Aquí está Marta, ya nombrada en diversas ocasiones, que siempre lo lleva todo calculado y me permite ganar mucho tiempo en cada avituallamiento. Además, siendo mi pareja, me da un enorme soporte moral y anímico, y eso hace que no me sienta solo corriendo. Con su hermana y cuñado hicieron el mejor equipo posible, necesario para intentar estar arriba!! Moltes gràcies pel vostre suport, sou els millors!! :)

Y ya que estamos, iniciamos temporada con The North Face, mi nuevo patrocinador para este 2017 y próximos años. Un salto cualitativo y una gran ayuda la que me presta la marca, cosa que me motiva y me hace luchar cada día para devolverle, si cabe, su confianza. El primer objetivo cumplido, vamos a por más!

Transgrancanaria, gracias y más gracias. Gente de la isla, gracias una vez más! Me hacéis sentir como en casa, arropado en todo momento, y no sabéis qué importante es esto cuando uno corre en un lugar que no es el habitual. Sin duda alguna, gente especial! Nos volveremos a ver seguro.

Vamos a por más, a por la siguiente, paso a paso y con los pies en el suelo, que esto acaba de empezar. A recuperar bien y a por la MIUT!!

*Seguim entrenant*